Pasarela en Brasil

El Mundial se consolida como la mayor vitrina de productos

Pasarela en Brasil
Nike ha calzado a Ronaldo, Rooney e Iniesta entre otros. Neymar sigue luciendo estas botas en Brasil.
Foto: Suministrada

Neymar celebró una de las victorias de Brasil quitándose la camiseta y dejando ver parte de su colorida ropa interior. Según medios brasileños la FIFA, organizadora del Mundial, estudia si sancionarle porque los calzoncillos no son de una patrocinadora de este Mundial o de su equipo.

La FIFA es muy seria con el llamado ambush marketing, o actividades de mercadeo que se benefician del interés de un evento sin la autorización del organizador. Ya advirtió a los jugadores que no usarán los populares audífonos de Beats pues Sony, un competidor, es uno de los patrocinadores.

Todo ello muestra que el Mundial es una de las vitrinas con mayor proyección en todo el mundo.

Y el terreno de batalla de Nike, Adidas y Puma. Adidas es, además, patrocinador de la FIFA y suyo es el balón.

Hasta 10 equipos nacionales han vestido o visten Nike, nueve usan Adidas y ocho Puma. Ernesto Bruce, director de futbol en Adidas, explica que el Mundial es “la batalla definitiva de orgullos nacionales” para describir una plataforma cuyo atractivo “crece en EEUU”.

“Esta es la mayor y más comprensiva ofensiva de producto y marketing que hemos tenido nunca en fútbol”, explica. Adidas confía en que la combinación en productos y mercadeo impulsen las ventas y la percepción marca. Adidas ha estado vinculada al fútbol durante 90 años y ha protagonizado el mundial durante más de 50.

Esta empresa no detalla la inversión en Brasil pero sí que este año esperan ventas de más de $2,700 millones en el negocio global de futbol, en parte por un mercado, el de EEUU, donde hay crecimientos de dos dígitos en las ventas.

Nike, cuya historia con el fútbol no es tan larga, no revela cifras de inversión en mercadeo o de ventas, pero dice tener mucha confianza en su crecimiento en Brasil y “su tremendo potencial”.