Alzheimer podrá detectarse en análisis de sangre

Investigadores británicos desarrollan una prueba que estará lista en unos 5 años.
Alzheimer podrá detectarse en análisis de sangre
Una persona que padecerá Alzheimer comienza a manifestar síntomas varios años antes de ser diagnosticada.
Foto: Archivo

Londres – La demencia y el Alzheimer son enfermedades degenerativas que cada vez afectan a más personas y a edades más tempranas.

La agencia Notimex informó sobre estudios realizados por científicos de las universidades británicas de Oxford y King’s College que desarrollaron una prueba de sangre para detectar la enfermedad de Alzheimer en su etapa inicial, antes de que aparezcan los primeros síntomas de demencia.

Después de una década de investigación, los científicos descubrieron 10 proteínas que determinan si la enfermedad es inminente y si se puede desarrollar en los próximos 12 meses.

El Alzheimer comienza a afectar el cerebro mucho años antes de que los pacientes puedan ser diagnosticados con la enfermedad. Si pudiéramos tratar la enfermedad en esa fase temprana tendríamos una estrategia de prevención”, afirmó el profesor de Neurociencia de la Universidad de Oxford, Simon Lovestone.

Los investigadores basaron sus hallazgos en tres estudios internacionales donde fueron recogidas muestras de sangre en 1,148 pacientes, de los cuales 476 padecían Alzheimer.

Los científicos encontraron que 16 proteínas estaban asociadas a un daño en el cerebro y pérdida de memoria, de las cuales una decena de ellas pueden determinar si existe una predisposición a adquirir la enfermedad.

“Si bien estamos produciendo drogas, éstas han fallado. Pero si pudiéramos tratar a la gente antes, tal vez los medicamentos sean más efectivos”, señaló Lovestone.

Por su parte, el secretario de Salud de Gran Bretaña, Jeremy Hunt, afirmó que la prueba de sangre -que podría estar disponible entre dos y cinco años- es un “gran paso adelante en la lucha contra la demencia mientras encontramos una cura”.

La prueba de sangre, podría costar entre $170 y $500 y estar disponible en el servicio nacional de salud de Gran Bretaña (NHS).