Citigroup ultima multimillonario acuerdo por hipotecas basura

La próxima semana el grupo bancario y el gobierno podría alcanzar un acuerdo sobre la deuda de hipotecas basura
Citigroup ultima multimillonario acuerdo por hipotecas basura
El Departamento de Justicia advirtió a Citigroup que lo demandaría si no aumentaba significativamente su oferta para cerrar el caso.
Foto: EFE

Tras el escándalo previo a la crisis financiera de 2008, sobre la venta de hipotecas basura, Citigroup está a poco de pactar un acuerdo con el gobierno estadounidense y pagar unos $7,000 millones para saldar la deuda.

Según lo publicado por The Wall Street Journal el acuerdo podría darse a conocer la próxima semana, lo que evitaría un juicio federal por la venta de los activos tóxico.

En junio pasado el Departamento de Justicia advirtió a Citigroup que lo demandaría si no aumentaba significativamente su oferta para cerrar el caso.

El banco se había mostrado dispuesto a pagar $4,000 millones, frente a los $10,000 millones que demandaba el gobierno, según las fuentes consultadas por el Journal.

J.P. Morgan Chase aceptó pagar $13,000 millones en noviembre pasado por la venta de hipotecas basura.

Los analistas esperaban que el acuerdo con Citi rondase los $5,000 millones.

El Departamento de Justicia también está en conversaciones con Bank of America para resolver las acusaciones de operaciones irregulares en el mercado hipotecario.

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ha calificado de prioritario el cerrar los casos pendientes con los bancos antes de dejar el cargo, algo que podría suceder tras las elecciones legislativas del próximo noviembre.

Citigroup titulizó activos inmobiliarios por valor de unos $90,000 millones antes de la crisis financiera del 2008.

El Journal considera que la sanción final que se imponga al banco será una combinación de pago en efectivo, que saldrá de las reservas legales de la entidad, y “alivio a los consumidores“, con las que se modificarán, de forma ventajosa, las condiciones de algunas hipotecas.

Con información de EFE