Niños migrantes demandan al gobierno de Estados Unidos

Alegan violación a sus derechos porque el gobierno federal les niega acceso a representación legal en los tribunales
Niños migrantes demandan al gobierno de Estados Unidos
Foto: Archivo La Opinión

ID_MIGRANTES

WASHINGTON, D.C.— Sus nombres aparecen solo como iniciales para proteger su privacidad, pero a estos niños nada los escudó de presenciar el asesinato de un padre o la violencia en sus países. Ahora están demandando al gobierno de Estados Unidos para exigir acceso a un abogado en los tribunales de Inmigración que revise sus casos de petición de asilo.

La demanda colectiva, presentada por varios grupos cívicos, entre estos la Unión Americana de de Libertades Civiles (ACLU) y el Consejo de Inmigración de EEUU (AIC), busca corregir lo que tachan como una injusticia en la mayor democracia del mundo: que niños que apenas han dejado el pañal tengan que representarse solos ante un juez de Inmigración.

“Lo que queremos es que haya un reconocimiento explícito de que ningún niño debe comparecer solo ante un tribunal de Inmigración. Los niños tienen derecho a una audiencia justa, y eso incluye la representación legal”, explicó a La Opinión Beth Werlin, principal abogada de la demanda colectiva presentada en Seattle, Washington. La demanda fue presentada en Seattle porque allí viven varios de los demandantes, quienes representan a “miles” de niños y jóvenes migrantes en su misma condición.

La solicitud de $3,700 millones por parte de la Administración Obama para atender la crisis humanitaria en la frontera, que incluye $15 millones para la asistencia legal de los menores, es un buen primer paso pero es insuficiente, dice.

La subdirectora legal de AIC agregó que tampoco el programa de asesoría legal anunciado recientemente por el Departamento de Justicia para ampliar el número de abogados en 29 tribunales hará mella debido a la “abrumadora necesidad de representación legal de los menores”.

Desde mucho antes de la crisis actual, argumentó, miles de niños afrontan órdenes de deportación pese a que llevan prácticamente toda su vida en EEUU y, si son expulsados, regresarían a las condiciones de violencia y persecución de las que escaparon.

La demanda colectiva narra en sus 27 páginas historias como las de tres hermanos salvadoreños –dos niños y una niña-, identificados como “J.E.F.M“, “J.F.M “, y “D.G.F.M“, que huyeron de su país en julio de 2013 tras presenciar el asesinato de su padre, quien dirigía un centro de rehabilitación para pandilleros.

LEE TAMBIÉN DE LA MISMA SERIE


Port Hueneme: La jaula de oro sigue siendo jaula para niños migrantes

Protestan detención de niños migrantes

Menores migrantes rebasan capacidad de albergues en México

Anticipan aumento en inmigración ilegal


También figura la historia de “M.A.M“, un niño hondureño de 16 años que escapó de su país en 2006 debido a la violencia, que dejó lisiado a su padre.

Según el documento, los departamentos de Justicia, Seguridad Nacional, y de Salud y Servicios Humanos, así como entidades que dependen de esas agencias, están violando la Quinta Enmienda de la Constitución, que garantizan el debido proceso de los detenidos y el derecho a una audiencia plena y justa.

Bajo una ley federal de 2008, los niños migrantes centroamericanos tienen derecho al debido proceso y a una audiencia de Inmigración para exponer su caso de asilo o refugio. Solo que no tienen garantías de contar con un abogado.

Según datos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), el 87% del total de niños migrantes que han recibido citas ante tribunales en los últimos cinco años aún aguardan la resolución de sus casos.

Michelle Brané, directora para asuntos migrantes de la Comisión de Mujeres para Refugiados, condenó que la solicitud de fondos de Obama se enfoque demasiado en la agilización de las deportaciones, algo que tachó de “ofensivo”.

Portavoces del Departamento de Justicia y de la Oficina Ejecutiva para la Revisión de Inmigración (EOIR), declinaron dar comentarios explicando que no comentan sobre litigios aún sin resolución en los tribunales.

No obstante, el Departamento de Justicia anunció que la EOIR recanalizará sus recursos y dará prioridad a los niños migrantes recién llegados y en vías de deportación. La idea es agilizar la deportación en ciertos casos y proteger a los que tienen casos legítimos para conseguir asilo.