Se agota el tiempo para evitar huelga en el LIRR

MTA y sindicatos ferroviarios tienen 10 días para llegar a un acuerdo para evitar un paro de trenes que afectaría a 300,000 usuarios diarios
Se agota el tiempo para evitar huelga en el LIRR
El LIRR es el sistema de transporte de suburbio más grande del país.
Foto: Getty

Nueva York – A sólo 10 días de que inicie una posible huelga que paralizaría todo el servicio de trenes del Long Island Rail Road (LIRR), se espera que este jueves se reinicien las conversaciones entre la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) y los sindicatos de trabajadores ferroviarios para llegar a un acuerdo.

Si las negociaciones no llegan a buen término antes del 20 de julio, los 300,000 viajeros que utilizan diariamente este medio de transporte se verían obligados a buscar alternativas para movilizarse desde y hacia la ciudad de Nueva York.

Varios miembros del Congreso dijeron el miércoles que no pensaban mediar en las conversaciones, como pretendían los sindicatos. Por su parte el gobernador Andrew Cuomo también ha dicho que no intervendrá.

El último convenio caducó en 2010, y los líderes sindicales ahora piden un aumento de sueldo del 17% en los próximos seis años, manteniendo la pensión y seguros médicos de los trabajadores tal como están regulados ahora. La MTA ofrece de momento ese aumento en siete años y pide una contribución mayor del sueldo de los trabajadores para cubrir los costos del seguro médico.

El presidente de la MTA, Thomas Prendergast, dijo el miércoles en una conferencia de prensa en Washington que es optimista de que se pueda llegar a un acuerdo porque ambas partes tienen la voluntad de sentarse a la mesa para negociar.

La MTA ya ha tomado cartas en el asunto por si se llega a la huelga y ha publicado un plan preliminar de contingencia en su página web con información para que los pasajeros encuentren alternativas de transporte. Se espera que se publique un plan más detallado la semana que viene, que incluiría un servicio especial de autobuses que conecte varios puntos de Long Island con Queens.

El LIRR es el sistema de transporte de suburbio más grande del país.