¿Podrá Toyota triunfar con el eléctrico i-ROAD?

Los autos eléctricos son cada vez más demandados, pero todavía hay muchos obstáculos a vencer en el mercado.
¿Podrá Toyota triunfar con el eléctrico i-ROAD?
Toyota debe considerar el estado del mercado antes de producir el i-ROAD.
Foto: Suministrada

Los vehículos eléctricos son cada vez más populares. La introducción del Nissan LEAF y su éxito en los últimos tiempos, ha tenido un impacto positivo en el mercado de los autos eléctricos.

Pero Nissan no es la única empresa en este terreno. Tesla Motors tiene unos autos eléctricos sofisticados que están provocando furor en el mundo, y claro, Toyota, la automotriz número uno del mundo, ha estado trabajando duro también.

La compañía ha diseñado un nuevo modelo de auto eléctrico que llama i-ROAD.

El i-ROAD es un vehículo eléctrico ultracompacto con sólo tres ruedas diseñado para la conducción en la ciudad a corta distancia.

El i-ROAD encabeza a cabo con una velocidad máxima de aproximadamente 30 mph, con una autonomía de 31 millas por carga.

Una de las nuevas tecnologías muy interesantes que se encuentran en el i-ROAD es la de Lean activo que automáticamente aumenta y disminuye las ruedas delanteras para equilibrar el vehículo en un ángulo de 64 grados, incluso al girar bruscamente o en carreteras desiguales o inclinadas. Esto hace que el conductor esté seguro, libre de tener que preocuparse de mantener la estabilidad del vehículo.

Un gran impulso detrás del i-ROAD es su capacidad para ayudar a reducir el tránsito en las ciudades, pues el usuario de i-ROAD podrá aprovechar la ventaja de encontrar la ruta óptima a su destino y por lo tanto ayudar a reducir el tráfico y la contaminación.

Obviamente, todo esto requiere la ayuda de los conductores, como en Japón, donde las población toma parte de la consigna japonesa “Ha:mo” (Red de Movilidad Armoniosa).

Mientras que el auto no está todavía a la venta, y aunque pueda parecer muy lejano, el i-ROAD en realidad es conducido en la vía pública en Japón: Toyota planea tener 70 más de ellos en las carreteras en Grenoble, Francia, para finales de 2014.

El Nissan LEAF ha sido un éxito para la automotriz, pero a un alto costo. El Fiat 500e no ha tenido mucho éxito por su alto precio de venta. Y los nulos gastos de mantenimiento en los vehículos electricos son el terror de los concesionarios.

¿Se acuerdan del EV1 de GM? Si tienen oportunidad, no dejen de ver la película; “Who killed the electric car?”, con un final sin respuestas.

El éxito de Tesla Motors se basa en vehículos eléctricos lujosos a un alto costo, con concesionarios que son solo puntos de venta.

Con todo este historial, ¿Toyota se animará a producir i-ROAD? Lo veremos.