Romero y Neuer de cara a la final

Fortalezas y desventajas de los porteros de la final
Romero y Neuer  de cara a la final
Sergio Romero, cancervero argentino.
Foto: /MEXSPORT

@NubeUrgiles

El Mundial de los porteros. Así se ha calificado a la cita del fútbol que culmina hoy.

Sergio Romero y Manuel Neuer buscarán convertirse en los héroes de Argentina y Alemania, bajo los tres palos, que permita a sus selecciones levantar la Copa del Mundo en el Estadio Maracaná.

Romero —nacido en Bernardo de Irigoyen, Misiones, el 22 de febrero de 1987— es apodado ‘Chiquito’ a pesar de su estatura de 1.92 m (6 pies 4 pulgadas). Se ganó ese mote por ser más bajito que sus dos hermanos, quienes se dedicaron al baloncesto.

Neuer —nacido en Gelsenkirchen, Nordrhein-Westfalen, el 27 de marzo de 1986— mide sólo un centímetro más que Romero: 1,93 m, pero es llamado ‘El Gigante Rubio‘; también se le llama ‘El Héroe Bávaro’, ‘Manu’ o ‘Manolito’.

Los dos guardavallas han saboreado las mieles del éxito internacional.

En 2007, Romero se coronó campeón en la Copa Mundial FIFA Sub-20 disputada en Canadá, encajando sólo dos goles. ‘Chiquito’ también fue parte del equipo olímpico argentino que ganó el oro en los Juegos de Pekín-2008.

A nivel de clubes, Romero ayudó al AZ Alkmaar a conquistar el título de Holanda en la temporada 2008-09, concediendo sólo 22 tantos. El argentino respondió a la confianza del entrenador Louis van Gaal, quien lo llevó a la liga Eredivisie a pesar de haber jugado sólo seis partidos con Racing Club, en la primera división de Argentina.

En 2009, Neuer —que en español significa Nuevo— fue parte del combinado teutón que conquistó la Eurocopa Sub-21 en Suecia, donde Alemania encajó sólo un gol.

Los mayores logros de Neuer llegaron con el Bayern Munich, club con el que ganó todo en la temporada 2012-13, la última de Jupp Heynckes como entrenador: la Supercopa alemana, el título de la Bundesliga y la Copa de Alemania; además de la Champions League.

En la primera temporada de Pep Guardiola en el banquillo siguieron los éxitos del club bávaro y, por ende, de un Neuer consagrado: Bayern ganó su primera Supercopa de Europa, cerró el 2013 adjudicándose el Mundial de Clubes; se coronó bicampeón de la Bundesliga y se ganó otra Copa de Alemania.

Dura fue en cambio la temporada 2013-14 para el cancervero gaucho.

Por decisión del entrenador Claudio Ranieri, Romero pasó calentando el banquillo del Mónaco, a donde llegó a préstamo por parte de la Sampdoria, del ‘Calcio’.

Pero en Brasil ha respondido a la confianza del seleccionador Alejandro Sabella, muy criticado por apostar por ‘Chiquito’, en detrimento de Willy Caballero, del Málaga.

El miércoles, Romero le hizo caso a Javier Mascherano: “Hoy, vos te convertís en héroe”, le dijo el ‘Jefecito’ antes de la tanda de los penales contra Holanda. ‘Chiquito’ atajó los lanzamientos de Ron Vlaar y Wesley Sneijder y puso a Argentina en la final.

Le rompió el corazón a Van Gaal, quien le enseñó a atajar penales cuando llegó al AZ y podría llevarlo al Arsenal inglés, uno de varios clubes europeos que lo pretenden.

Las actuaciones de Romero y de Neuer tienen a sus selecciones en la pelea por el tercero y cuarto título mundial, respectivamente.

Romero permitió tres goles en los seis partidos disputados por la ‘Albiceleste’, incluyendo dos prórrogas. Y se convirtió en el héroe argentino en la semifinal contra Holanda.

Neuer, en cambio, vio caer su pórtico en cuatro oportunidades, incluyendo un gol de Argelia en el alargue de octavos de final.

Hoy, uno de ellos se cubrirá de gloria… y su selección levantará otra Copa