AI denuncia practicas “crueles e inhumanas” en cárcel de EEUU

El organismo reveló que reos de ADX Florence, en Colorado pasan largos periodos de aislamiento que les acarrean trastornos físicos y psicológicos
AI denuncia practicas “crueles e inhumanas” en cárcel de EEUU
El penal es considerado de máxima seguridad.
Foto: Getty Images

Londres.- Amnistía Internacional (AI) calificó este miércoles de “crueles e inhumanas” las prácticas empleadas por el gobierno de Estados Unidos en una cárcel de máxima seguridad, donde dice que hay presos en régimen de confinamiento durante largos periodos de tiempo.

En un comunicado divulgado en Londres, la organización consideró que se trata de “un trato o castigo cruel, inhumano y degradante” y supone una violación del derecho internacional.

En un informe titulado: “Sepultados: Aislamiento en el Sistema federal de prisiones de EEUU”, AI resalta la gravedad de las condiciones que sufren los presos en las instalaciones de la cárcel de alta seguridad conocida como ADX Florence, en Colorado.

“No se puede subestimar el impacto devastador que los largos periodos de aislamiento pueden tener sobre el bienestar mental y físico de un preso. Este tipo de duros tratamientos ocurren como práctica diaria en EEUU y violan el derecho internacional”, indicó Erika Guevara-Rosas, la directora del programa de AI para las Américas.

El informe explora el impacto físico y psicológico que el confinamiento en celdas aisladas -durante periodos que oscilan entre las 22 y las 24 horas diarias- tiene sobre los prisioneros.

Esas prácticas han provocado que algunos de los presos hayan terminado infligiéndose daño o suicidándose, según recordó AI.

Algunos de los síntomas de este aislamiento durante periodos prolongados incluyen ansiedad, depresión, insomnio, hipertensión, paranoia extrema, distorsiones perceptivas y psicosis.

La ADX Florence tiene capacidad para 490 prisioneros varones y los reclusos pasan un periodo mínimo de 12 meses en régimen de aislamiento antes de poder optar a una reducción en las restricciones de su detención.

En realidad, según AI, muchos pasan mucho más tiempo en esas condiciones de aislamiento.

La mayoría de estos presos son retenidos en celdas de paredes sólidas desde la que no tienen contacto con otros reclusos y en las que hay una pequeña ranura para que puedan ver el cielo o una pared de ladrillo.

AI también apunta que el mobiliario de esas celdas está hecho de cemento y consiste en una cama fija, un escritorio y un taburete, así como de una ducha y un váter.

“El gobierno de EEUU debe asegurar que el aislamiento solo se emplea en circunstancias excepcionales como último recurso y nunca debería emplearse durante periodos de tiempo prolongados o indefinidos”, señaló Guevara.