Un nuevo SUV de Volkswagen se producirá en EEUU

Gracias a una inversión total de 900 millones de dólares, la firma alemana informó que además del flamante vehículo, tambien se construirá un Centro de Investigación y Desarrollo.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Un nuevo SUV de Volkswagen se producirá en EEUU
Gran inversión en Chatanooga, Tennessee.
Foto: conduciendo.com

Un año y medio después de la aparición del CrossBlue Concept en el NAIAS 2013, el Grupo Volkswagen confirmó que, como parte de su Estrategia 2018, ampliará su presencia industrial en Estados Unidos gracias al inicio de producción a finales de 2016 de un nuevo SUV de tamaño medio a la planta de Chattanooga, en Tennessee.

Este nuevo vehículo se basará en el CrossBlue Concept, un prototipo conformado a través de la plataforma modular MQB, con un largo de 4.987 mm, un ancho de 2.015 mm y una altura de 1.733 mm; un habitáculo con espacio para siete pasajeros y una capacidad de baúl de 335 litros. La mecánica, por su parte, contaba con un propulsor TDI de 190 caballos de potencia que se apoya en dos propulsores eléctricos -uno en el eje delantero y otro en el trasero con 55 y 115 HP respectivamente- alimentados por dos baterías de iones de litio que pueden recargarse mediante un toma externo o con el propio movimiento del vehículo. De manera conjunta aparece la transmisión automática DSG de seis marchas.

Más allá de que el montaje se realizará en áreas de producción ya existentes, dado que en esta planta ya se ensambla el Passat para Estados Unidos, se añadirá una superficie de unos 50,000 m2 en total. Si bien la inversión específica en Tennessee será de unos 600 millones de dólares y se crearán 2,000 puestos de trabajo adicionales, el Grupo Volkswagen en total invertirá alrededor de 900 millones de dólares, ya que la planta de Chattanooga también albergará un nuevo e independiente Centro Nacional de Investigación y Desarrollo y de Planificación para la coordinación de proyectos en el mercado de Norteamérica.

“Estados Unidos es y seguirá siendo uno de los mercados más importantes para Volkswagen. En los últimos años, hemos conseguido grandes logros en este país. Con la producción de este nuevo SUV, la ampliación de la planta de Chattanooga y el nuevo centro de desarrollo, queremos poner el foco en las demandas del cliente estadounidense”, aseguró Martin Winterkorn, presidente del Consejo de Dirección del Grupo Volkswagen. Este proyecto supondrá la creación de cerca de 200 puestos de trabajo para ingenieros calificados en Chattanooga.

Desde la compañía aseguran, además, que esta decisión forma parte del programa de inversión que el Grupo Volkswagen ha lanzado en esta región y por el que invertirá más de 7,000 millones de dólares en Estados Unidos y México entre 2014 y 2018. El objetivo de Volkswagen es entregar 800,000 vehículos en el mercado estadounidense en el año 2018.