«¿Hasta cuándo tengo que seguir viendo tantas tragedias?»

La periodista dominicana habla sobre su carrera y los retos que ha enfrentado durante su trayectoria
«¿Hasta cuándo tengo que seguir viendo tantas tragedias?»
La periodista dominicana se considera una persona polifacética.

Nueva York

Cuando la cámara pasa a modo ‘on’, la reportera de Telemundo, Isolda Peguero se transforma. “Los corresponsales, la gente que hacemos televisión somos un poco actores; tenemos que tener dominio escénico, contacto con la cámara y con el público e improvisar”, explica la periodista que de pequeña quería ser actriz y lleva casi 30 años informando sobre lo que sucede en el mundo.

Esta mujer, que se define como “polifacética”, se siente muy querida por el público, que ha premiado en innumerables ocasiones su labor en los informativos. En los últimos tres años, ha recibido el galardón “Pico de Oro”, de la Asociación de Comunicadores Hispanos. Recientemente, su trabajo en el Noticiero de Telemundo ha sido nominado para dos premios Emmy, uno de ellos por la cobertura de la elección del Papa Francisco.

Además de reina del 23º Desfile Dominicano en El Bronx, Peguero ha sido nombrada este año “madrina vitalicia” del evento. “Me siento muy honrada con este nombramiento”, subraya, recordando que al final del día lo que queda es la familia y los amigos.

Nacida en República Dominicana, Peguero estudió la carrera en Santo Domingo. Una vez terminada, a punto de cumplir los 22 años, se vino a Nueva York . En la ciudad le esperaba su familia, que la ha mantenido bien anclada en sus raíces. “Es una familia muy matriarcal; me crié con mi mamá —mis padres se divorciaron cuando era pequeña—y mis tías”, recuerda al mirar atrás.

Junto a ellas, hizo suyo el mantra de “sí se puede”. Con esta máxima, la periodista ha perseverado hasta conseguir los objetivos que se ha propuesto. Su primer trabajo fue de cajera en una tienda, pero en unas horas descubrió que no tenía futuro ahí. “Las matemáticas no eran lo mío”, di ce entre risas. Después empezó a trabajar para una compañía publicitario y de ahí dio el salto para ser reportera.

Peguero se inició periodísticamente en el desaparecido diario Noticias del Mundo, cubriendo la alcaldía, y luego en la cadena WKDM. “La radio fue mi primer amor; aquí logré la experiencia para la televisión, al desarrollar la capacidad de improvisar, por ejemplo”. En este camino, la ayuda de su madre fue fundamental. Como madre soltera a los 27, “ella ha estado con mi hija mientras viajaba a cubrir las informaciones”, subraya.

Después de 23 años en Telemundo y apasionada por su trabajo —que le ha llevado a cubrir grandes historia como el huracán Katrina, el 9/11, entre otras—, Peguero vislumbra nuevas aventuras. “En estos 30 años he informado de muchas tragedias y momentos extraordinarios. Estoy más que lista para un cambio”, destaca, asegurando que le encantaría escribir un libro de su vida. o tener su propio show —relacionado con las mujeres y sus cambios—.

Después de los 50, asegura, “hay mucha vida”.