Seis verdaderos astros ¡ya son inmortales!

Dos exlanzadores y un slugger se unen a tres managers en el Salón de la Fama del Béisbol
Seis verdaderos astros ¡ya son inmortales!
De Izq. a der.: Bobby Cox, Tony La Russa, Tom Glavine, Frank Thomas, Greg Maddux y Joe Torre posan con sus placas en el Centro Clark Sports durante la ceremonia de entronización.
Foto: GETTY IMAGES

COOPERSTOWN, Nueva York

El memorable gran día llegó por fin y ayer fueron inmortalizados Tom Glavine, Frank Thomas y los mánagers Joe Torre, Bobby Cox y Tony La Russa.

De acuerdo al portal de la MLS, unos 48 mil aficionados acudieron a la ceremonia (la tercera más numerosa en la historia, detrás del 2007 (cuando presenciaron este acto unos 75 mil fans) y de 1999 (50 mil), que se desarrolló detrás del Centro Clark Sports.

El comisionado Bud Selig leyó las inscripciones de las placas en frente de 50, de los 66 inmortalizados, que aún viven.

Thomas fue elegido Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 1993 y 1994, y terminó su carrera de 19 años con un promedio de bateo de .301, además de 521 cuadrangulares y 1.704 carreras impulsadas.

Jugó 16 años para los Medias Blancas y llegó a ser el mejor bateador en la historia de la franquicia. Es el único pelotero en la historia de las Grande Ligas en registrar siete temporadas seguidas con un promedio de .300 en bateo, 20 cuadrangulares, 100 carreras producidas y 100 bases por bolas.

La ceremonia del domingo posiblemente parezca una reunión de equipo para Maddux, Glavine y Cox, pilares de los Bravos de Atlanta durante décadas.

“Tener la oportunidad de entrar (al Salón) con dos personas que fueron compañero de equipo y manager durante mucho tiempo, gente que fue una parte muy importante para mi carrera pero también que me ayudó a ser mejor jugador, es una gran oportunidad”, dijo Glavine. “De vez en cuando, tendré algunos momentos donde será difícil entender qué está sucediendo”.

Maddux fue elegido por un margen abrumador, recibiendo 97,2% de los votos de la BBWA. Ganó 335 partidos, cuatro veces seguidas el premio Cy Young al mejor lanzador y un récord de 18 Guantes de Oro. Glavine, quien fue elegido con casi 92% de los votos, tuvo 305 victorias y dos Cy Young.

Glavine estaba en el montículo cuando los Bravos ganaron en el sexto partido para conquistar la Serie Mundial de 1995 y dieron a la ciudad de Atlanta su único título deportivo importante. El zurdo lanzó pelota de un hit en ocho entradas en la blanqueada 1-0 ante Cleveland

eldiariony.com