Religiosos arrestados mientras pedían alto a las deportaciones

Estan hartos, dicen, de la pasividad de Obama y la falta de acción del Congreso

Guía de Regalos

Religiosos arrestados mientras pedían alto a las deportaciones
Activistas y líderes religiosos son detenidos frente a la Casa Blanca durante una protesta contra las deportaciones.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.- Abandonando el púlpito en sus iglesias, un centenar de líderes religiosos, entre éstos una obispo de Los Ángeles, Minerva Carcaño, se dejaron arrestar este jueves frente a la Casa Blanca tras exigir el cese de las deportaciones y alivios migratorios para los indocumentados.

Luciendo coloridas sotanas o amparándose del sol con paraguas, los líderes religiosos explicaron que la protesta refleja su hartazgo con la pasividad del presidente Barack Obama y la hostilidad del Congreso, que debate hoy mismo sendas medidas para contener la crisis humanitaria en la frontera sur.

“Las deportaciones no ayudan en nada, solo destruyen familias y nuestras congregaciones. Venimos a pedir compasión y justicia para los niños migrantes y para todos los indocumentados, y lo haremos las veces que sea necesario”, dijo Carcaño, obispo de la Iglesia Metodista Unida de Los Ángeles (California).

Otros 30 activistas de la comunidad inmigrante también participaron en el acto de desobediencia civil, organizado por CASA de Maryland.

A unos cuantos metros de distancia, cerca de 300 manifestantes, principalmente de Nueva York, Maryland, Virginia y Washington D.C, les arengaban gritando consignas como “Sí se puede”, “No más deportaciones” y “Obama, escucha estamos en la lucha”.

Caroline Cargo, del Movimiento Nuevo Santuario de Filadelfia (Pensilvania) afirmó que “no hacer nada no es una opción, porque este asunto va más allá de la crisis en la frontera, una crisis que mi gobierno causó por sus políticas que privan a la gente de una vida digna” en América Latina.

Bajo fuerte vigilancia policial, los activistas, muchos de ellos niños y adolescentes, también oraban y cantaban himnos religiosos, acompañados de tambores.

Desde que Obama ordenó en abril pasado una revisión de las deportaciones para hacerlas “más humanas”, los activistas pro-inmigrantes exigen que el mandatario ofrezca ya alivios migratorios, incluyendo el cese de las deportaciones, y la ampliación de DACA).

“Estamos cansados de esperar. Ya sabemos que los republicanos solo quieren deportar, pero creemos que el presidente sí puede ampliar los alivios migratorios y es hora de que cumpla con su responsabilidad“, dijo Gustavo Torres, director ejecutivo de CASA de Maryland.

Torres y otros activistas de su grupo se reunirán nuevamente con asesores de Obama en la Casa Blanca el próximo 5 de agosto. Le pedirán, sobre todo, que cese la deportación de los cerca de ocho millones de indocumentados que se beneficiarían de la reforma que aprobó el Senado en junio de 2013.

A cada pregunta sobre los alivios migratorios, la Casa Blanca insiste en que Obama esperará a las recomendaciones del Departamento de Seguridad Nacional para anunciarlas en septiembre próximo.

La protesta de hoy es parte de una campaña de presión esta semana por parte de una coalición de grupos cívicos y religiosos para exigir medidas ejecutivas que ayuden a los indocumentados.

Este sábado próximo, habrá una marcha desde el “Mall” de Washington hasta la Casa Blanca, en una protesta a la que se esperan hasta 2,500 personas.