Con el banco en el Bolso

Claves para hacer más segura la gestión de tus cuentas desde tu tableta o celular

Tu smartphone ha cambiado a la banca y está cambiando la forma en la que usas los servicios de los bancos.

Aunque el 75% de los clientes, según una encuesta de Chase hace unos meses, o el 84%, de acuerdo a otra más reciente de Bank of America, siguen yendo a las sucursales de los bancos, ya no van a depositar un cheque, hacer una transferencia o mirar su balance. Según Chase, uno se acerca al banco para hacer una planificación financiera, solicitar un crédito, por cuestiones relacionadas con un negocio, inversiones o interacción personal.

Para las cosas del día a día, el banco está en el bolso porque casi todo se puede hacer desde el celular inteligente.

Ahora bien, hay que asegurarse que esta ventana móvil a tu cuenta y tus ahorros solo la puedes abrir y cerrar tu, algo que no es fácil debido a que estos aparatos no siempre están en las manos de su dueño.

Desde el Washington Department of Financial Institutions se aconseja que en caso de tener una aplicación de su banco en su celular o su tableta es conveniente proteger con una clave el acceso al aparato en su conjunto. Es algo que te ayudará en caso de pérdida o robo porque es como poner un candado en todas las aplicaciones.

Tampoco debes dar información personal a nadie a no ser que seas tu el que inicies el contacto con el banco.

Las instituciones financieras no preguntan por números de cuenta, de seguro social u otra información importante personal a través de correo electrónico y mucho menos a través de mensajes de texto.

Por otro lado, aunque ahorra tiempo y va bien a quienes no tienen buena memoria o se manejan mal con el teclado tan pequeño, no dejes tu clave memorizada (auto-logged) en la aplicación. Cuando lo haces te ahorras un paso a la hora de entrar en tus cuentas. Es algo que aumenta el riesgo de que otros entren sin dificultad y puedan operar libremente en tus cuentas, es como dejar las llaves en la puerta.

Para reducir las posibilidades de que caigas en fraude, borra los textos viejos de tu banco. No conviene dejar pistas.

Y en el caso de que lamentablemente te roben o pierdas tu celular o tableta, no solo tienes que llamar a tu operadora de móvil sino también a tu banco para avisar del incidente y que se cierren todas las posibilidades de que alguien entre a tu banco

Alrededor de la web