Tras la pista de los millonarios

Un ecuatoriano y un argentino lanzan una App que llega a los mercados para que los ahorradores puedan seguir a los que mejor se manejan en el mundo de las altas finanzas
Tras la pista de los millonarios
Raúl Moreno, co-fundador de iBillionaire en su oficina del SoHo de Nueva York
Foto: Gerardo Romo .

A los 12 años el ecuatoriano Raúl Moreno leyó un libro sobre Warren Buffett, uno de los hombres más ricos del mundo gracias a sus inversiones. Se lo dio su madre.

“No entendí mucho”, admite ahora que tiene 30 años, “pero tuve curiosidad”.

El libro le llegó en el momento adecuado.

El pasado 4 de agosto, Moreno estaba en la Bolsa de Nueva York en la ceremonia de apertura de la sesión celebrando, junto con su socio, el argentino Alejandro Estrada, el lanzamiento de un producto de inversión, un ETF, de su empresa iBillionaire.

El objetivo con su empresa y con este producto de inversión es que cualquiera pueda ahorrar fácilmente siguiendo algunas de las estrategias de inversionistas multimillonarios. Entre ellos, Buffett, George Soros y Carl Icahn.

Un ETF es un fondo de inversión que cotiza en Bolsa y replica la evolución de un índice que le sirve como referencia. El índice que sigue el creado por la empresa de Moreno y Estrada es el iBillionarire, que ellos han creado. Este índice está formado por las grandes apuestas de inversión, 30 acciones, de exitosos inversionistas.

Curiosamente, Moreno y Estrada han llegado a la Bolsa desde una aplicación móvil.

iBillionaire fue creada en 2013 como un portal móvil para analizar detalladamente las inversiones de los grandes de las finanzas. “Los Messi de la inversión”, según dice. Y en noviembre, crearon el índice.

“La información de cómo invierten es pública porque la ley Sarbanes Oxley de 2002 obliga a la transparencia”, explica Moreno. Eso significa que estos inversionistas tienen que dar cuenta al regulador de los mercados (SEC) de lo que hacen. Eso sí, son unas explicaciones que no todo el mundo sabe interpretar.

Moreno sí porque estudió finanzas en la NYU. Tras su paso por la Universidad trabajó en un pequeño banco de inversión en Miami que empezaba con apenas $50 millones que luego se multiplicaron. Varios años después estaba listo para otra cosa.

Y entonces Apple creó el iPhone.

Si el libro de Buffett le puso camino del mundo de la inversión, el iPhone le redirigió hacia la tecnología.

“Empecé a desarrollar una aplicación, Kinetik, que ayudara a encontrar aplicaciones interesantes y me fui a Buenos Aires a hacerlo porque era más barato”, recuerda.

“Pero tuvimos que cerrar por un cambio de política de Apple que afectaba a lo que hacíamos. Y además no nos iba muy bien”, reconoce.

El revés de Apple vino cuando la cotización de la empresa, en la que tenía acciones cayó. “Fue un momento complicado”, recuerda. “Perdía en tecnología y en inversión, en lo que sabía hacer”.

Pero una vez más una crisis sirve como catapulta.

“Me dije, cómo me gustaría que me dinero me lo gestionara un millonario”. Y sobre esa premisa nació el app (con 140,000 usuarios de momento) y el resto de la empresa.

Moreno y Estrada (cofundador y ex presidente de Dinero Mail, una empresa como Pay Pal en America Latina) se conocieron en Argentina a través de una incubadora de empresas. Estrada es además uno de los inversionistas de iBillionaire. Martin Vasrsavski también ha colaborado con capital en la empresa.

En iBillionaire trabajan siete personas entre ingenieros, expertos en finanzas y comunicación. Casi todos son latinos. La mitad del equipo, que este año subirá a 10 personas, está en Argentina, la otra mitad en Nueva York. Moreno explica que quieren ser autosuficientes pero antes quieren crecer rápido porque en finanzas (quieren lanzar más ETF) y en tecnología la ventana de oportunidad no es muy grande.