Yihadistas avanzan al noroeste de Siria

Milicianos de Estado Islámico (EI) tomaron el control de tres localidades de la provincia Deir Zur tras fuertes combates con tribales de la zona
Yihadistas avanzan al noroeste de Siria
Foto: EFE

Luego de fueres y largos ennfrentamientos con tribales, la milicia de Estado Islámico (EI) tomó el control de tres localidades en el este de la provincia siria de Deir Zur (noreste del país), informaron fuentes oficiales.

Las provincias tomadas por yihadistas de EI son: Abu Hamam, Al Kishkia y Garanish, en las que reside la tribu de Al Shuaitat, afirmó este domingo a través de un comunicado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los combates entre los yihadistas y los tribales han dejado varias bajas de ambos lados, destacó el OSDH.

El pasado 7 de agosto, los yihadistas del EI fusilaron a al menos 19 hombres y jóvenes en el desierto de Deir al Zur, en una de las mayores ejecuciones sumarias llevadas a cabo por la organización radical.

El OSDH informó que todos fueron fusilados, aunque uno de ellos también fue degollado cerca del campo petrolífero de Al Omr, controlado por los radicales desde el pasado 3 de julio.

El EI mató a estas personas tras acusarlas de “corrupción”, según el Observatorio, que explicó que los fallecidos eran trabajadores y guardias del pozo de petróleo secuestrados por los yihadistas durante los choques para hacerse con el control de la zona

Antes de pasar a manos del EI, el campo, ubicado en el este de Deir al Zur, estaba en manos de un comité conjunto del Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y del Frente Islámico Sirio, además de otras brigadas islamistas.

Esta ejecución es la más numerosa que ha tenido lugar en Deir al Zur desde el inicio de los choques a principios de año entre los rebeldes y Al Nusra por un lado, y el EI, por otro.

El grupo controla gran parte de Deir al Zur, donde varias tribus y organizaciones armadas le han jurado lealtad ante su poderío militar.

La organización extremista suní proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, tras avanzar sobre el terreno.

Con información de EFE