Si compras un carro estudia también el precio del crédito

Los bancos suelen tener ofertas más atractivas que los concesionarios
Si compras un carro  estudia también el precio del crédito
La compraventa de carros está disparada.
Foto: Archivo

Usados o nuevos la compraventa de carros está disparada en EEUU este año y muchas de las operaciones se están haciendo a crédito.

Hay una cierta inquietud por el hecho de que se puedan estar concediendo demasiados préstamos a personas que no siempre pueden devolverlos o demasiado caros. Recientemente el Departamento de Justicia ha pedido documentos a la financiera de General Motors y el fiscal Preet Bharara, también estudia los créditos de alto riesgo.

Si vas a pedir un crédito para la compra de un coche es importante que te asegures de tener todos los términos de este contrato muy claro. “La mayor parte de la gente usa internet y los medios para buscar el mejor precio del carro que quiere, pero no suele hacer lo mismo a la hora de considerar el crédito”, lamenta Christopher Kukla, vicepresidente de el Centro para Préstamos Responsables (CRL en sus siglas en inglés).

El primer consejo que dan desde el CRL es que busques el mejor crédito y no solo te quedes en la oferta financiera que te pueda hacer el concesionario.

Normalmente los bancos y las credit unions tienen préstamos con tasas más bajas porque este no es el único producto financiero que ofrecen y pueden ser competitivos. Además, no añaden productos como seguros específicos o garantías que suelen encarecer el crédito sin que sepas de antemano si es algo que te resultará útil.

Esos servicios o seguros específicos se pueden suscribir independientemente del crédito y así es más fácil cancelarlos si luego ves que no te interesan. Si están incluidos en el préstamo dar marcha atrás es difícil.

Una de las cosas que hay que hacer cuando se busca un crédito, sobre todo en el concesionario, es lo mismo que se hace cuando se compra el coche: negociar.

Eso si, un estudio del CRL a principios de año mostraba que latinos y negros tratan de negociar más frecuentemente que el resto de consumidores, no obstante, terminan con peores créditos por que añaden muchos seguros, pagan tasas superiores y en muchas ocasiones reciben información engañosa.

Kukla recuerda que por ley todo el mundo puede “llevarse los papeles del crédito a casa y estudiarlos” antes de firmarlo y pide que se desconfíe de ofertas que el concesionario dice que solo puede mantener “hasta el final del día”, por ejemplo. Recuerda que el interés dependerá mucho de tu calificación crediticia.

A la hora de estudiar el crédito no solo tienes que conocer y comparar las tasas de interés sino que además debes tener muy claro la duración de este y cuánto habrás pagado hasta el día que abones el último pago. Es decir, la totalidad. No vale simplemente saber cuánto pagas al mes sino el pago inicial, las comisiones, cómo se valora tu carro…

Según Kukla, la mayoría de las entidades conceden los créditos por cinco años pero últimamente se ven muchos a a cinco años y medio e incluso algunos a 10, lo que es curioso teniendo en cuenta que un auto se empieza a depreciar según lo sacas del concesionario y a partir de los 11 años ya se considera viejos.

Si lo que quieres es refinanciar tu carro, el proceso es el mismo aunque no todo el mundo puede hacerlo porque todo depende de si el valor del carro es mayor que el crédito anterior y la rebaja de interés es significativa

  • ¿Qué interés estoy pagando? (pregunta por el APR, tasa anual)
  • ¿Qué precio pago por el coche y qué parte está financiada? ¿Cómo se valora el auto que dejo?
  • ¿Qué comisiones se incluyen?
  • ¿Cuánto pago al mes y por cuántos meses?
  • ¿Hay penalizaciones en el préstamo?¿Puedo pagarlo anticipadamente sin penalización?
  • ¿ El interés es fijo?