Cómo hace Ford para que cada Mustang suene como debe sonar

El equipo de Ford diseñó el paisaje sonoro que intensifica la experiencia de conducción del Mustang.

El equipo de ingenieros de Ford diseñó un sonido más refinado para el Mustang.
El equipo de ingenieros de Ford diseñó un sonido más refinado para el Mustang.
Foto: Suministrada

Conducir un Ford Mustang es una experiencia única, con la combinación de elegancia visual y el sonido de su potente motor. Al igual que una película sin sonido, un Mustang sin el rugido del motor correcto, no estaría completo.

“Nuestro objetivo en el desarrollo de esta nueva generación fue la de crear un automóvil deportivo de excelencia Mustang, con niveles de clase mundial contemporáneos de rendimiento y refinamiento,” dijo Dave Pericak, ingeniero jefe de Mustang. “Hemos creado una plataforma excepcionalmente sólida para darnos la flexibilidad que necesitamos para cumplir con nuestra amplia gama de objetivos”, señaló.

Shawn Carney, ingeniero de sonido del sistema de propulsión, vibración y durabilidad de Mustang, tiene la tarea de asegurarse de que sin importar qué motor se instale, cada nuevo Mustang suene como debe. Al igual que los grandes editores de sonido cinematográfico y compositores, Carney diseña el paisaje sonoro que intensifica la experiencia de conducción.

Los equipos de filmación van a un escenario de sonido y los músicos a un estudio de grabación para conseguir un entorno limpio para deshacerse del ruido no deseado. Del mismo modo, Carney y su equipo de ingenieros trabajaron con el resto del equipo de desarrollo de productos para diseñar un sonido más refinado para el Mustang.

“Además de los elementos habituales que se espera escuchar en el interior del vehículo, como el motor y el escape, la estructura de la carrocería puede convertirse en una fuente de incremento de ruido no deseado -explicó Carney-. Los paneles de la carrocería pueden actuar como altavoces que amplifican la vibración y las aportaciones de sonidos de la carretera, al igual que el sistema de propulsión y el viento.

“Todo el equipo de ingenieros de Mustang colaboró para crear una plataforma mejorada que silencie muchos de los ruidos que los conductores no quieren oír,” añadió.

Con más de una década de experiencia trabajando en Mustang NVH, a Carney le fue entregada la responsabilidad de obtener la calidad de sonido del sistema de propulsión para todos los Mustang.

Con tres motores, incluyendo una oferta de un nuevo EcoBoost turboalimentado, un V6 de 3.7 litros y el legendario motor V8 de 5.0 litros, Carney y el equipo se dispuso a entregar tres experiencias auditivas únicas, todo ello manteniendo el sonido que une la herencia Mustang.

El nuevo perfil elegante del Mustang ayuda a disminuir el ruido del viento al tiempo que reduce el levantamiento y la resistencia. La estructura más dura proporciona una plataforma rígida para un manejo más preciso y una mejor calidad de conducción, mientras que transmite menos la bulla mecánica y el ruido de la carretera en la cabina.

La más reciente adición a la línea de sistemas de propulsión Mustang es el motor EcoBoost de 2.3 litros. Con 310 caballos de fuerza y 320 lb-ft, este motor está muy bien posicionado dentro de los motores de Mustang.

“Basándonos en nuestra larga experiencia con motores V8 y V6, ya teníamos una buena idea de cómo esos Mustangs deben sonar”, señaló Carney. “El nuevo Mustang EcoBoost necesitaba tener su propia voz y su propio ADN, sin dejar de estar vinculado a los otros modelos”, dijo.

El equipo tomó como punto de referencia una variedad de grandes automóviles, muchos de los cuales tenían sus propios sonidos únicos que reflejaban el carácter del vehículo. Ninguno fue considerado adecuado para el Mustang, pero todos tenían algo que ofrecer.

Carney desmontó las características fundamentales de esos sonidos, luego organizó las notas para producir una mezcla de sonido que hacía juego con el carácter específico del Mustang EcoBoost.

A pesar de que el EcoBoost de 2.3 litros supera los niveles de rendimiento de los motores V8 anteriores, las características físicas de un motor turbo de menor cilindraje significa que no sonaría como su hermano mayor, ni debería. Los automóviles de mayor rendimiento en el mundo utilizan una amplia gama de configuraciones de motor y cada uno produce un sonido distinto.

El equipo decidió en última instancia por un sonido que es atlético y juvenil para acompañar la plataforma más ágil del totalmente nuevo Mustang. Al mismo tiempo, el Mustang EcoBoost tiene un ambiente tradicional americano, emitiendo un sentimiento de baja frecuencia de la omnipotencia que es un recordatorio sutil de ADN que comparte con los Mustangs V6 y V8.

Del mismo modo que un productor en el estudio puede reequilibrar las frecuencias para obtener el sonido más armonioso de una banda, Carney tiene herramientas similares a su disposición con control activo de ruido. Los micrófonos se montan en la cabina para medir lo que escucha el conductor y así proporcionar un control de retroalimentación en tiempo real.

El sistema de audio se utiliza para generar ondas sonoras opuestas para cancelar frecuencias indeseables al mismo tiempo que amplifican los “instrumentos y notas” que refuerzan la fuerza del automóvil, la capacidad de respuesta y el poder adictivo.

“Nuestro objetivo con los tres sistemas de propulsión son proporcionar al conductor con una experiencia pueda identificar lo que el automóvil está haciendo en todo momento, pero sin aislar al conductor de la acción”, finalizó.