La verdadera razón del suicidio de Robin Williams

El actor cayó en una severa depresión cuando cancelaron su show “The Crazy Ones”
La verdadera razón del suicidio de Robin Williams
Williams, quien se suicidó este lunes, y su hija en la serie, Sarah Michelle Gellar.
Foto: Getty Images

Robin Williams era un actor dedicado que amaba su trabajo, hasta tal punto, que cualquier altibajo en su carrera le afectaba mucho emocionalmente.

Al parecer el intérprete estaba desolado cuando cancelaron la serie de televisión que protagonizaba, “The Crazy Ones”, y esto podría haber sido la causa principal que le llevó a caer en una depresión y posterior suicidio, según informó el portal TMZ.

FOTOS: Depresión, drogas y alcohol, la triste historia de Robin Williams

El actor de 63 años cayó en picado cuando el pasado mayo la cadena CBS decidió anular el show tras sólo una temporada de emisión. En la serie de comedia, Williams era Simon Roberts, un genio de la publicidad, que trabajaba con su hija Sydney Roberts (la actriz Sarah Michelle Gellar), en una gran agencia de publicidad llamada Roberts and Roberts.

El veterano cómico se tomó la cancelación del programa como un fracaso personal, se hundió en una profunda depresión y fue entonces cuando decidió ingresar en rehabilitación el pasado julio (no ingresó por ninguna adicción al alcohol o a las drogas como se creía), de acuerdo a fuentes cercanas al artista que hablaron con dicha publicación.

Williams también estaba preocupado porque ya era más mayor y habían pocos papeles buenos en el cine y televisión para un actor de su edad.

En un principio se especuló que la razón que le llevó a ahorcase el pasado lunes en su casa de San Francisco podría haber sido que se había enterado recientemente que tenía una fase temprana de la enfermedad de Parkinson. Su última esposa Susan Schneider fue la encargada de dar la noticia en un comunicado este jueves, en el que además aseguraba que su marido “aún no estaba preparado para compartir su padecimiento con el público”.


LEA MÁS SOBRE LA MUERTE DE ROBIN WILLIAMS