Aliados del alcalde apoyan la marcha de Al Sharpton por caso Garner

Sindicatos que apoyaron a de Blasio en campaña harán parte de la protesta
Aliados del alcalde apoyan la marcha de Al Sharpton por caso Garner
El caso por la muerte de Eric Garner ha enfrentado al reverendo Al Sharpton y al alcalde Bill de Blasio.
Foto: Archivo / EFE

El alcalde Bill de Blasio sigue defendiendo a capa y espada la labor de su comisionado de Policía, William Bratton, mientras algunos de sus principales aliados sindicales apoyarán la gran marcha que liderará el activista Al Sharpton en Staten Island en protesta por la muerte de Eric Garner y la brutalidad policial.

Tanto 1199 SEIU, el principal sindicato de trabajadores de la salud en Nueva York, como United Federation of Teachers (UFT), el de los maestros, participarán como patrocinadores en la marcha que se celebrará el sábado al mediodía en Staten Island para pedir justicia por Garner.

Estos dos grandes grupos sindicales apoyaron a De Blasio durante su campaña electoral y fueron decisivos para que resultara elegido para la Alcaldía. Ahora se ponen del lado de Sharpton y están movilizando a sus miles de integrantes para una marcha a la que el alcalde no se opone abiertamente, pero sí le preocupa que pueda causar problemas de seguridad y más tensiones y divisiones en la ciudad de Nueva York, según informaciones del New York Post.

“UFT tiene un largo historial de activismo por el bien de nuestros estudiantes, sus familias y todas las comunidades de la ciudad. Nuestros miembros que tomen parte en la marcha del sábado darán continuidad a esa trayectoria… Sabemos que la mejor manera de hacer justicia por la trágica muerte de Eric Garner es a través de una investigación concienzuda y transparente. La marcha del sábado será una oportunidad para mostrar al resto del país que la ciudad de Nueva York está unida en su creencia de que debe de haber justicia para todos”, declaró UFT a través de un comunicado en su página de Facebook.

Esta decisión no ha sentado sin embargo muy bien entre algunos de sus miembros.

“Retiraré mis contribuciones. Cómo se atreven a hablar en nombre de los maestros de la ciudad cuando no apoyamos de manera unánime esta deplorable marcha en contra de nuestros agentes de Policía, los mismos que mantienen seguras las escuelas donde enseñamos”, escribió Jackie Townsend en Facebook en respuesta al comunicado.

UFT cuenta con 200,000 miembros, al igual que 1199. Éste último grupo comenzó a apoyar a De Blasio cuando todavía iba muy retrasado en las primarias por la Alcaldía. Su líder, George Gresham, fue uno de los invitados de honor en la ceremonia de inauguración de la nueva administración municipal, y una de sus antiguas organizadoras, Melissa Mark–Viverito, fue elegida presidenta del Concejo.

Mark–Viverito, al igual que De Blasio, se ha mostrado cautelosa en sus críticas a la Policía y a Bratton después de la muerte de Garner. El alcalde aseguró tajantemente de nuevo la semana pasada que no piensa destituir a su comisionado de Policía.

“Estamos bendecidos de tener a Bill Bratton como comisionado”, dijo De Blasio en conferencia de prensa. “Él y yo estamos completamente unidos en nuestra idea de combatir el crimen y lograr la unión entre la comunidad y la Policía”.