Confirman muerte de presunto yihadista estadounidense en Siria

La Casa Blanca dijo que tenía rastreada la presencia de Douglas McAuthur McCain en territorio sirio, quien presuntamente se unió al Estado Islámico

Tras confirmar la muerte de Douglas McAuthur McCain, presunto miembro del ISIS (Estado Islmámico), en Siria, el gobierno de Washington informó que estaba enterado de la presencia del estadounidense en terrotorio sirio.

A través de un comunicado Caitlin Hayden, vocera del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca constató que McCain estaba en Siria y que el gobierno estadounidense lo tenía rastreado “podemos confirmar su muerte”, indicó sin especificar más detalles.

El gobierno estadounidense estima que docenas de ciudadanos estadounidenses se han unido a las filas del Estado Islámico tanto en Irak como en Siria.

“Continuamos utilizando todas las herramientas que poseemos para desarticular y disuadir a las personas que viajan desde el extranjero para unirse a la yihad violenta”, agregó.

Según medios estadounidenses, McCain, un estadounidense de 33 años y procedente de San Diego (California), murió este fin de semana mientras luchaba en las filas del Estado Islámico en unos combates registrados en territorio sirio.

Lea más sobre Siria

ONU acusa a ISIS de cometer crímenes de guerra en Siria

ISIS ha matado a más de mil personas en tres semanas

Yihadistas liberan a periodista estadounidense

Yihadistas sirios pedían más de $132 millones para liberar a James Foley

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, indicó que están en contacto con la familia para facilitar la asistencia consular necesaria, aunque rehusó dar más detalles.

La cadena NBC tuvo acceso a fotografías del cadáver de McCain, en las que se podía apreciar un distintivo tatuaje en el cuello, cuya autenticidad confirmó un activista vinculado al Ejército de Liberación Sirio, quien además dijo al canal que junto al estadounidense murieron otros dos yihadistas extranjeros.

La muerte del joven fue notificada a su familia el lunes, según indicaron fuentes oficiales citadas por la cadena, que añadieron que varias docenas de ciudadanos de Estados Unidos se han desplazado a Siria para luchar junto a grupos radicales, incluido el Estado Islámico.

“La amenaza que más nos preocupa es que combatientes como estos vuelvan a Estados Unidos y cometan atentados terroristas“, añadieron las mismas fuentes.

Según su propia cuenta de Twitter, McCain se convirtió al islam hace diez años.

“Me convertí al islam hace 10 años y tengo que decir que Dios mediante nunca voy a mirar hacia atrás. Ha sido lo mejor que me ha ocurrido”, escribió él mismo.

En esta red social, además llegó a seguir perfiles de otros yihadistas reconocidos y retuiteó una traducción en inglés de un fragmento de un discurso del portavoz del ISIS, Abu Mohamed al Adnani.

Se calcula que centenares de ciudadanos occidentales se han unido a las filas del ISIS, como el verdugo del periodista James Foley, quien ya fue identificado como ciudadano británico.

El Estado Islámico declaró en junio un “califato islámico” que abarca desde la provincia siria de Alepo a la iraquí de Diyala.

Con información de EFE