El milagro de la lactancia

Pros y contras de amamantar al bebé
Sigue a El Diario NY en Facebook
El milagro de la lactancia
Los beneficios de amamantar al bebé superan cualquier complicación y problema que puedan llegar a surgir.
Foto: Shutterstock

Después de nueve meses que parecen eternos, recibes en tus brazos a un pequeño milagro que llega al mundo totalmente indefenso y sin manual de instrucciones.

Las madres, en particular las primerizas, deben tomar decisiones basadas en su intuición, los consejos de otras madres, libros y blogs sobre el tema. Una de estas decisiones es la de amamantar o no a su bebé.

“La lactancia es la etapa más hermosa y dolorosa de la maternidad”, asegura Victoria Infante, madre de dos niños pequeños, y autora del blog Ser mamá latina, especializado en temas de maternidad y género. “Quien te diga que amamantar es lo más bello que puedes ofrecerle a tu bebé, créele. Y quien te diga lo contrario, también créele”.

Infante señala que, en su caso personal, las contras de la lactancia nunca la desanimaron.

“Amamantar es una experiencia única, el regalo que recibimos a cambio de todo por lo que tenemos que pasar cuando damos pecho”, asegura la madre angelina. “Los ojitos que las mamás vemos en nuestros retoños cuando amamantamos, nadie más lo ve, nadie más los siente”. La reportera y bloguera describe la lactancia como a una recompensa. “Es la satisfacción de haber creado un vínculo hermoso, profundo y fuerte con tu hijo.

Una de las contras de la lactancia es la mastitis, o bloqueo de los conductos lácteos, que generalmente ocurre durante los primeros tres meses de lactancia, pero que también puede ocurrir durante la menopausia.

Los síntomas de la mastitis son sensibilidad, dolor, fiebre y grietas en los pezones, indica la doctora Ruth Lawrence, experta en el tema y autora del libro Breastfeeding: A Guide for the Medical Profession.

En estos casos, los expertos coinciden en la importancia de que la madre siga amamantando a su bebé, ya que al hacerlo se dilatan los vasos sanguíneos y mejoran la circulación del área.

Seguir amamantando en casos de mastitis no es perjudicial para el bebé. Por el contrario, los anticuerpos de la leche materna lo ayudan a combatir las bacterias.

Cuando la mastitis se detecta de manera temprana, la madre puede aliviar sus síntomas con compresas tibias, reposo y amamantando frecuentemente al bebé. En casos severos de mastitis, o temperaturas altas por más de 24 horas, es necesario el uso de antibióticos.

Las causas que pueden provocar la infección son las siguientes:

* Ropa demasiado ajustada. Esto incluye el uso de corpiños inapropiados para la lactancia.

* Amamantamiento irregular o destete repentino. Cuando la madre pasa largos periodos sin amamantar, como en el caso de las mujeres que salen a trabajar, los pechos se llenan de leche y esto puede producir la infección. Los expertos recomiendan hacer un destete paulatino, para disminuir lentamente la producción de leche.

* Estrés o anemia de la madre. La falta de horas de sueño, típico en las madres de niños pequeños, afectan su salud y hacen que la mujer sea más propensa a contraer infecciones.

Para más información, sobre amamantamiento puedes visitar: http://www.lalecheleague.org

Infante describe algunos de los pros y contra de la lactancia:

Ventajas

1. Durante las primeras semanas de lactancia se pierde mucho del peso del embarazo, y el útero regresa a su posición normal con más rapidez.

2. No hay que gastar en fórmula, que es carísima.

3. La pañalera es más liviana porque no hay que cargar con botellas, fórmula, agua, calentadores de agua y otros aditamentos.

4. La leche materna fortalece el sistema inmune del bebé.

5. Amamantar crea un vínculo de amor entre mamá y bebé irrepetible. Luego de llevarlo en tu vientre, dar pecho es el momento en que más cerca tendrás a tu bebé, quizá por el resto de la vida de ambos.

Contras:

1. Ataques ocasionales de mastitis.

2. Algunas mujeres se sienten esclavas de su bebé, porque le tienen que dar pecho cuándo y dónde quiera. “Olvídate de reuniones sociales de más de dos horas. A la hora de amamantar, tus pechos van a comenzar a soltar la leche que tu hijo debería estar bebiendo en ese momento”, indica Infante.

3. No importa qué tan fuerte seas moralmente, no es nada fácil destetar al bebé.

4. Despídete de tus noches. Amamantar implica levantarse por lo menos tres veces para dar pecho al insaciable bebé. Esta etapa dura aproximadamente tres meses.

El Centro internacional de lactancia ofrece una extensa lista de mitos sobre la lactancia que no son ciertos. Estos son algunos de ellos.

* Dieta obsesiva. No es cierto que la madre deba comer o beber en exceso. Para amamantar sólo es necesario alimentarse de manera balanceada y observar si ciertos alimentos provocan cólicos y gases en el bebé para evitarlos.

* Aumento o disminución cirúrgica de pecho. No existen evidencias de que los implantes de siliconas, o por el contrario, la reducción del pecho afecte al bebé.

*Bebés prematuros. Niños de 1,200 gramos, o incluso más pequeños, pueden comenzar a amamantar en cuanto se estabilizan.

* Bebés con labio leporino. Tampoco es verdad. Los niños con problemas de paladar pueden amamantarse como cualquier otro.

* Mujeres con pechos pequeños. El tamaño del pecho de la madre no está relacionado de ninguna manera con la producción de leche.