NYPD contestará en persona tus llamadas de quejas al 311

Los jefes de los cuarteles de Policía harán seguimiento directo a los reclamos sobre la calidad de vida en la Gran Manzana

NYPD contestará en persona tus llamadas de quejas al 311
La Policía mejorará el proceso de identificación, manejo y monitoreo de las quejas del 311.
Foto: Getty

Nueva York – El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) adoptará una nueva “fórmula” para manejar las quejas sobre calidad de vida reportadas por los neoyorquinos: tendrá una aproximación más personal con la comunidad y atenderá directamente los llamados telefónicos 311.

Esta decisión surge después de la muerte de Eric Garner en julio pasado, quien falleció mientras estaba siendo arrestado por supuestamente vender cigarrillos sueltos, suceso que ocurrió luego de quejas de vecinos del sector, que habían llamado al NYPD para alertar de esa actividad ilegal en la calle.

Tras el caso Garner, han llovido las críticas para que se suspenda la práctica policial de “Ventanas Rotas”, que consiste en penalizar las ofensas menores para prevenir crímenes más serios.

Una orden emitida el 15 de agosto por NYPD clarifica que la prioridad número ahora era reforzar la calidad de vida, ya que la Uniformada cree que trabajar de cerca con la comunidad puede servir para crear un mejor ambiente con el público.


Lee también:

Política de “ventanas rotas”, una pesadilla para minorías en NYC

Neoyorquinos apoyan táctica de “Ventanas rotas” de NYPD

La muerte de Eric Garner será evaluada por un gran jurado


Según el documento de la orden emitida y que fue dado a conocer este jueves por medios locales, “el proceso de identificación, manejo y monitoreo de las quejas del 311 juega un papel vital para la misión del Departamento de mejorar la calidad de vida de las comunidades a las que servimos”.

Los jefes de los cuarteles de Policía harán seguimiento a las quejas realizada al 311 y todos los tenientes de operaciones especiales de las estaciones se asegurarán de que las personas con quejas sean contactadas de nuevo en horas de oficina y se les preguntará si la respuesta de los oficiales resolvió el problema.

Las “quejas crónicas”, definidas como aquellas que se realizan con al menos cinco llamadas sobre el mismo problema durante un periodo de cuatro semanas, serán atendidas directamente por un oficial de alto nivel del cuartel que hará una visita personal a la primera persona que se quejó.

También se realizarán auditorias mensuales, con al menos 15 personas encuestadas sobre su experiencia con los oficiales que los contactó inicialmente. Estas personas también serán invitadas a participar en la reunión comunitaria mensual que le dará la oportunidad a los residentes de conocer al personal de la Policía, expresar sus inquietudes y hacer preguntas.