Momento formidable del cine mexicano

Entrevista con Carlos Gutiérrez, director de Cinema Tropical
Momento formidable del cine mexicano
Gutiérrez es un cinéfolo cuyo primer amor fue el teatro.
Foto: Marcela Álvarez

Cuando el mexicano Carlos Gutiérrez llegó a Nueva York en 1997 para estudiar una maestría de crítica y teoría de cine en New York University (NYU), le sorprendió la poca oferta de cine latinoamericano que había en la ciudad.

“Había un solo festival por ahí con muy poco poder de convocatoria”, explica Gutiérrez. En la universidad conoció a la brasilera Monika Wagenberg, hoy directora del festival de cine de Cartagena.

“Con Mónika empezamos a pensar cómo podíamos traer más cine latinoamericano a la ciudad. Siendo latinoamericanos, nos percatamos y nos sorprendimos de qué poco sabíamos de nuestro cine. Había un cine que desconocíamos, y eso fue parte del motor”.

En 2001, los inquietos jóvenes fundaron Cinema Tropical (www.cinematropical.com)una entidad sin ánimo de lucro cuya labor se centra en la distribución, programación y difusión del cine hispanohablante en Estados Unidos.

Como todo lo bueno, empezar con, y seguir, la tarea no fue fácil, pero los frutos hoy están a la vista. En 2010, celebraron su 10mo aniversario con la entrega de los primeros Cinema Tropical Awards, una ceremonia de lujo a la que asistieron los directores Lucrecia Martel y Carlos Reygada.

¿Cómo empezó tu cinefilia?

Mi cinefilia fue espontánea, de repente empecé a ir al cine y me cautivó, no fue ninguna película en particula.

¿Tus grandes amores cinéfilos?

Luis Buñuel y el francés Éric Rohmer.

¿Cuál es el estado del cine mexicano actual?

El cine mexicano está pasando por un momento formidable, maravilloso. La producción es muy amplia y diversa, y han surgido muy buenos realizadores. Creo que México es uno de los países más influyentes en la cinematografía mundial hoy en día.

Y de esos buenos realizadores, ¿quiénes consideras tienen más impacto, que quizás no necesariamente sean los más famosos?

Sí, buena pregunta. Porque es un gran problema del cine mexicano en general, que no necesariamente los realizadores más interesantes son los que llegan a llamar la atención. Es decir, todo el mundo conoce a Guillermo del Toro, Alfonso Cuarón, Alejandro González Inárritu, pero en lo personal, yo siento que por ejemplo cineastas como Nicolás Pereda, Natalia Almada, Yulene Olaizola, Pedro González Rubio, Eugenio Polgovsky. La lista es demasiado larga, pero sí hay una camada muy interesante de realizadores que no necesariamente son los más conocidos por el público, pero que están haciendo un trabajo muy influyente a nivel internacional.

¿Este cine mexicano de hoy supera al llamado cine dorado de los 40, 50?

Hay muchos mitos alrededor de la época de oro del cine mexicano, y en ese sentido una industria de ese tipo es prácticamente imposible hoy en día. ¿Por qué? Muy poca gente sabe que por ejemplo esa época dorada fue muy ayudada financieramente y con recursos por Estados Unidos.

Gutiérrez confiesa que conoce más a los directores que a los actores.

“El cine actual no depende de actores, lo que ha sido para bien y para mal. Muchos directores utilizan actores no profesionales. Puedo mencionar el trabajo de Gabino Rodríguez, que ha hecho una labor impresionante, ha hecho muy buenas películas. Me parece un actor muy interesante que ha trabajado mucho con Nicolás Pereda. Y los obvios y tradicionales que han hecho una gran labor, Gael García Bernal, Diego Luna, Demián Bichir, María Rojo.

¿Cuáles directores de hoy te gustan?

Lucrecia Martel. Es una de las grandes realizadoras del mundo, por los universos que crea; pone mucha atención al sonido. Tradicionalmente el cine es un medio más visual que sonoro, pero ella es de los pocos realizadores que realmente le pone mucho empeño al diseño sonoro, y eso le agrega muchísima más profundidad incluso a las películas. Otro director es Martín Rejtman, nuestro padrino de la primera función que tuvimos en 2001. Su película ‘Dos disparos‘ estará en el Festival de Cine de Nueva York, y es una pieza clave del cine internacional.

Carlos Gutiérrez se aleja de la preferencia popular y comparte las que, según él, son las cinco mejores cintas de los últimos veinte años en México:

  • El velador (Natalia Almada)
  • Luz silenciosa (Carlos Reygada)
  • Alamar (Pedro González Rubio)
  • Temporada de patos (Fernando Eimbcke)
  • El lugar más pequeño (Tatiana Huenzo)

TRAILER DE “EL VELADOR” DE NATALIA ALMADA

Nació el 19 de febrero de 2001. Idea original de Carlos Gutiérrez y Monika Wagenberg. La primera película que presentaron fue “Silvia Prieto” del director argentino Martín Rejtman. Fue en el extinto Two Boots Pioneer Theater del East Village.

Las mejores cintas en español, hechas en América, de la última década fueron recopiladas en el libro “The 10 Best Latin American Films of the Decade (2000-2009)”, editado por Carlos Gutiérrez y publicado por Jorge Pinto Books. Escrito en inglés, el texto recopila diez cintas emblemáticas del llamado nuevo cine latinoamericano, una industria que se ha reinventado y continúa creciendo en base de su diversidad, con ejemplos como República Dominicana y Ecuador.

  • La Ciénaga (Lucrecia Martel/Argentina 2001)
  • Amores Perros (Alejandro González Iñarritú/México 2000)
  • Silent Light (Carlos Reygada/México 2007)
  • City of God (Fernando Meirelles/Brasil 2002)
  • Bus 174 (Brazil 2006)
  • Y tu mamá también (Alfonso Cuarón/México 2001)
  • Whisky (Juan Pablo Rebella-Pablo Stoll, Uruguay 2004)
  • La mujer sin cabeza (Lucrecia Martel/Argentina 2008)
  • La niña santa (Lucrecia Martel/Argentina 2004)
  • El laberinto del fauno (Guillermo del Toro/México 2006)