Nueva York, en la cresta de la desigualdad

En Manhattan los ricos ganan 88 veces más que los pobres
Nueva York, en la cresta de la desigualdad
El 14.6% de los residentes en la ciudad vive bajo el umbral de la pobreza.
Foto: shutterstock

Está a la vista de residentes y forasteros. Nueva York es una ciudad de fuertes contrastes y el económico es, sin duda, uno de los más llamativos.

Las cifras del Censo en su informe sobre comunidades dio a conocer ayer que junto con Puerto Rico y el Distrito de Columbia es el estado donde más amplia es la brecha entre los que más tienen y los que menos.

Así se deduce del índice Gini, que mide la desigualdad de los ingresos, y es del 0.510 en el estado de Nueva York. Cuanto mas se acerca la medida a 1.00 más desigualdad hay. En todo el país, este índice queda en 0.481.

Y es algo que en la ciudad que da nombre al estado es muy evidente. Según las cifras del Censo sobre el pulso de la ciudad en 2013, el top 5 de los hogares tuvieron una media de ingresos de $481,781 anuales mientras que el 20% más pobre se embolsó $9,188 como media.

Esto es lo que ocurre en los extremos. El salario promedio de la ciudad fue de $65,786 anuales aunque el 21% de los hogares en la ciudad no llegó a sumar ingresos de más de $25,000 anuales.

En una urbe en la que el actual alcalde, Bill de Blasio, ganó las elecciones diciendo que hay dos ciudades en una (la de los más ricos y la del resto) y denunciando la gran brecha entre ambas, el 14.6% de los residentes vivía el año pasado por debajo del umbral de la pobreza. Hace cuatro años este porcentaje era casi un punto menor. En el caso de los niños la situación es aún más dolorosa porque se trata del 20.6%.

Y la situación particular de Manhattan, es peor. La isla es el lugar en el que se encuentran empleados de restaurantes de comida rápida pidiendo ganar más de $8 la hora en calles cercanas a apartamentos en venta por más de $30 millones. Y no es casual.

El 20% con menos ingresos apenas pudo llegar a los $10,000 al año mientras que los residentes en el top 5 de la pirámide de ganancias vieron en sus cuentas esa cantidad multiplicada por 88 en el mismo periodo. En concreto, la media de lo que ganaron sumó $874,255. El salario promedio de los blancos fue el más elevado, por encima de los $75,000, mientras el de los hispanos fue el más bajo: $36,196.

Esto ocurre en un condado en el que según la empresa de bienes raíces, Douglas Elliman, el promedio de lo que se paga por alquileres de apartamentos es algo más de $3,000 mensuales