Siguen bomardeos

Subtítulo en entre líneas usando 21 subtítulo

Guía de Regalos

Siguen bomardeos
ERB11 ERBIL (IRAK), 19/09/2014.- Unas mujeres sirias que huyeron de sus hogares por los combates del ejército iraquí y el Estado Islámico (EI) en los alrededores de Mosul preparan la comida en el campo de refugiados de Bahrka en Erbil, en el norte de Irak, hoy, viernes 19 de septiembre de 2014. La aviación francesa se sumó hoy a las operaciones militares en Irak con su primer bombardeo contra posiciones del grupo yihadista EI, coincidiendo con nuevos combates en el norte y dos sangrientos atentados. EFE/Mohamed Messara

Mosul, Irak

Aviones de combates de EEUU bombardearon ayer posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) en la zona de Sinyar, en la septentrional provincia iraquí de Nínive, informaron a Efe fuentes kurdas.

Un responsable de la llamada Fuerza de Defensa de Sinyar, el kurdo Daud Yendi Kalu, dijo que la aviación estadounidense intensificó sus maniobras de sobrevuelo y sus ataques sobre la zona.

Asimismo, afirmó que los radicales sufrieron “grandes bajas en sus filas y pérdidas de vehículos y armas desde anoche” por esos bombardeos.

Sinyar está ubicada a unos 120 kilómetros al oeste de la ciudad de Mosul, capital de Nínive y bajo control del EI desde junio pasado.

Esta localidad y las aldeas cercanas fueron escenario en agosto pasado de la huida de más de 400.000 yazidíes (una minoría religiosa kurda) hacia la vecina región autónoma del Kurdistán iraquí ante la persecución de la organización yihadista. EEUU comenzó a bombardear posiciones del ISIS en Irak el pasado 8 de agosto y desde entonces ha intentado construir una coalición internacional para reforzar esta campaña y ahora espera unanimidad en la resolución que promoverá ante las Naciones Unidas.

El viernes pasado, la aviación francesa se sumó a las operaciones militares en Irak con su primer bombardeo contra posiciones del grupo yihadista

El presidente Barack Obama espera unanimidad en la resolución que promoverá en el Consejo Nacional de Seguridad de la ONU contra terroristas foráneos en grupos como ISIS dijeron altos funcionarios estadunidenses.

Obama, quien sólo por segunda vez en la historia de los presidentes estadunidenses presidirá el miércoles una reunión del Consejo de Seguridad, busca que los miembros de Naciones Unidas (ONU) aumenten su responsabilidad para prevenir y evitar el flujo de combatientes extranjeros.

“Igualmente pondrá un nuevo énfasis en el reto de combatir el extremismo violento en el contexto doméstico de cada país como una parte importante del desafío mayor”, dijo la Asesora de Seguridad Nacional, Susan Rice.

Bajo la resolución, cualquier violación podría ser hecha cumplir bajo el Capítulo 7 de la Carta de la ONU que codifica las acciones respecto de las amenazas a la paz y actos de agresión, según funcionarios de Naciones Unidas.

“Esto moverá la pelota en términos de la arquitectura legal internacional y de las obligaciones de los estados en tratar de combatir este reto”, explicó Rice.

Aunque la resolución podría ser aprobada por la mayoría de los miembros del Consejo, la Asesora de Seguridad Nacional señaló que la expectativa de Estados Unidos es que no sólo no haya vetos, sino que “alcancemos unanimidad dada la importancia del asunto”.

Se trata de un componente adicional al plan lanzado este mes para combatir y destruir al EI en Irak y Siria, que incluye el uso de ataques aéreos contra los yihadistas, pero sin comprometer tropas terrestres.

El Congreso aprobó igualmente la semana pasada la petición presidencial de unos 500 millones de dólares para entrenar y armar a la oposición siria moderada.

El mismo miércoles el presidente Obama participará en la Cumbre de Cambio Climático convenida por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, donde pedirá que las economías más grandes refuercen sus compromisos contra el calentamiento global.

Obama aprovechará su presencia en la Cumbre para exponer las ambiciosas acciones llevadas a cabo por su gobierno para reducir a nivel doméstico la emisión de gases que generan el efecto invernadero.

El presidente estadunidense participará asimismo en la reunión de la Alianza para el Gobierno Abierto copresidida por el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y el indonesio Susilo Bambang Yudhoyono.

La Alianza para el Gobierno Abierto fue lanzada en 2011 para proveer una plataforma internacional para reformadores domésticos comprometidos a que sus gobiernos rindan cuentas, sean más abiertos y mejoraren su capacidad de respuesta hacia sus ciudadanos.

“Está es una muy importante iniciativa que fue lanzada por el presidente con otros siete miembros hace tres años”, señaló la Consejera de Seguridad nacional de la Casa Blanca.

La Alianza fue lanzada formalmente el 20 de septiembre de 2011 cuando México, Brasil, Indonesia, Noruega, Filipinas, Sudáfrica, el Reino Unido y Estados Unidos suscribieron la Declaración de Gobierno Abierto y anunciaron sus planes de acción nacionales.

En tres años ha crecido a 64 países en los cuales el gobierno y sociedad civil trabajan juntos para desarrollar e implementar reformas en torno al gobierno abierto.

Rice señaló que la iniciativa ha generado compromisos de varios países para ser más abiertos, transparentes, con rendición de cuentas y para combatir la corrupción además de energizar la colaboración cívica.

Obama asistirá también a la Iniciativa Global Clinton, un evento que reúne a gobiernos, organizaciones independientes y filantrópicas para fortalecer a la sociedad civil.

El mismo día el presidente estadunidense será orador ante la Asamblea General, el segundo en el orden del primer día, después de Brasil. En la misma jornada inicial participa el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, entro otros.

Obama participará el jueves en un encuentro de alto nivel presidido por el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, sobre la amenaza global del ébola, donde tiene previsto presentar compromisos adicionales contra el flagelo, señaló Rice.

El presidente anunció esta semana un plan para combatir el ébola, que incluye el despliegue de tres mil soldados a Liberia, y advirtió que la epidemia es una amenaza a la seguridad global que podría causar cientos de miles de muertes.

La agenda de Obama en Nueva York incluye encuentros bilaterales con algunos de los Jefes de Estado o gobierno participantes, antes de regresar ese día a Washington.

NTX/JLZ/MMMM/