EEUU y aliados atacan refinerías en poder del ISIS

Las Fuerzas Aéreas aliadas bombardearon tres fuentes financieras de los yihadistas del Estado Islámico
EEUU y aliados atacan refinerías en poder del ISIS
La ofensiva busca acabar con los puntos estratégicos de los extremistas.
Foto: EFE

Los ataques de Estados Unidos y sus aliados se han intensificado en los úlltimos días y este domingo fueron bombardeadas tres refinerías de crudo en la provincia siria de Al Raqa, bajo control del Estado Islámico (ISIS), informaron activistas sirios.

Los ataques contra los objetivos yihadistas del Estado Islámico también alcanzaron una fábrica de plásticos, cerca a la frontera con Turquía.

La agencia Notimex amplía la información

Tres refinerías pequeñas e improvisadas para destilar crudo, una de las principales fuentes de ingresos de los yihadistas, sufrieron daños a consecuencia de los bombardeos en la ciudad de Tal Abyad, cerca de la frontera turca, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Tal Abyad está situada en la frontera con Turquía y al norte de la ciudad de Al Raqa, principal bastión del grupo yihadista, blanco desde el pasado 23 de septiembre de los ataques aéreos de la coalición internacional, encabezada por Estados Unidos.

Lea además:

“Lady Al Qaeda” la mujer que se convirtió en ícono extremista

EEUU y aliados lanzan nuevos ataques contra ISIS

Más asistencia y más años para acabar con ISIS

Estados Unidos y sus aliados árabes han atacado instalaciones petroleras controladas por los yihadistas, en un intento por dañar las fuentes de ingresos del Estado Islámico, estimados en unos $3 millones diarios.

En los últimos días, la coalición ha atacado al menos 12 refinerías controladas por el grupo yihadista en el este de Siria, con el objetivo de cortar una importante vía de ingresos para los extremistas, que venden de contrabando el petróleo a través de Turquía.

El ISIS, que vende el crudo en el mercado negro para financiarse, controla seis de los 10 campos en Siria, especialmente en Deir Ezor, así como siete campos petroleros y dos refinerías en el norte de Irak, según expertos.

Estados Unidos y cinco aliados árabes comenzaron el martes pasado una campaña aérea contra los combatientes yihadistas en el norte y este de Siria, con el objetivo de golpear y erradicar al grupo extremista, que controla territorio en ambos lados de la frontera entre Siria e Irak.

Desde el inicio de los bombardeos aéreos, la extracción en los campos petroleros bajo control del Estado Islámico ha cesado prácticamente.

Hasta ese momento, el ISIS producía más petróleo que el gobierno sirio (80 mil barriles diarios frente a una producción gubernamental de 17 mil barriles diarios), según Damasco.