Crece la amenaza de drogas sintéticas

El periodista Luján Frank Maraschio, desde Brasil, desarrolla diversos temas
Crece la amenaza de drogas sintéticas
Integrante de fuerza de seguridad durante un operativo de incautación de drogas sintéticas.
Foto: Luján Frank Maraschio
  • La fabricación ilícita de metanfetamina se extendió últimamente a países, como Guatemala, República Islámica de Irán, Kenya, Nigeria y Sudáfrica, dice la ONU. Argentina, importó más de 50 mil kilos de efedrina desde 1999 hasta 2010, cuando solamente necesitaba156, el caso es investigado judicialmente e implica al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. El jefe del organismo argentino de combate al narcotrafico, piensa que se debería abrir el consumo de todos los estupefaciente.
  • La elaboración de drogas sintéticas está siendo común en América Central y Sur. Autoridades de control y represión, están desmantelando laboratorios diariamente en Brasil, Guatemala y Nicaragua, según un informe de Naciones Unidas. Bandas criminales, se desplazan para países con altos indices de corrupción, donde las leyes son débiles o fáciles de violar, dijo el especialista Jay Bergman.

BC, SC, Brasil. La producción ilegal de metanfetamina, se ha concentrado tradicionalmente en América del Norte (principalmente en México y Estados Unidos), en el este y sudeste de Asia (China, Indonesia, Malasia y Tailandia), cerca de los mercados de consumo.

No obstante, el último estudio actualizado Global SMART, de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), divulgado desde Viena, en las últimas horas, muestra que esta fabricación se ha extendido recientemente a otros países, como Guatemala, la República Islámica de Irán , Kenya, Nigeria y Sudáfrica.

Detalles de la Actualización

El documento revela que algunos países de África y Oriente Medio han surgido recientemente, como regiones importantes para el suministro de metanfetamina y la elaboración de drogas sintéticas también se está extendiendo por Europa, aunque en niveles menores.

Los métodos de producción varían alrededor del mundo, aunque la mayoría de las regiones siguen basándose en el usos de efedrina y la pseudoefedrina, como precursores para la obtención de metanfetamina. El análisis dice que, “Norteamérica es una excepción, donde los métodos son basados en P-2-P, un precursor que también se conoce como propanona o bencilo metil cetona (BMK)”.

Alarma

La amenaza de drogas sintéticas, como la metanfetamina, anfetamina, sustancias de tipo éxtasis y las nuevas psicoactivas (NSP) es un importante problema de estupefaciente a nivel mundial. Después del cannabis, los estimulantes del tipo anfetamínico son los segundos fármacos más utilizados globalmente, superando al uso de cocaína y heroína, afirma el estudio de UNODC.

Es procedente indicar que el Programa Mundial de SMART (Monitoreo de Sintéticos: Análisis, Informes y Tendencias, por su siglas en inglés Synthetics Monitoring: Analyses, Reporting and Treds), fue lanzado en 2008 y recientemente incluyó América Latina.

Informe anterior

De acuerdo a un informe anterior de Naciones Unidas, el mercado de anfetaminas se transformó en una industria casera, con producción a pequeña escala, para un mercado con mayor integración y para el crimen organizado, involucrado a lo largo de la cadena de fabricación y abastecimiento.

“Accesible y fácil de fabricar, son drogas atrayentes para usuarios en toda las regiones del mundo y ofrecen a los delincuentes una entrada a mercados aún no explotados. Al contrario de las drogas a base de plantas, las sintéticas pueden ser fabricadas en cualquier lugar, con bajo costo inicial, por parte de las bandas criminales”, explica el reporte de la ONU.

El documento de UNODOC, muestra que la fabricación de las metanfetaminas está siendo mayor en América Central y Sur. Laboratorios están siendo periódicamente desmantelados en Brasil, Guatemala y Nicaragua. Autoridades brasileñas hallaron múltiples lugares donde se fabricaban pastillas de éxtasis y laboratorios de metanfetaminas, en los últimos años. Esto permitió la confiscación de miles de dosis de éxtasis y metanfetamina.

Caso representativo en la región

Argentina importó 55.900 kilos de efedrina, entre 1999 y 2010, cuando la industria farmacéutica local precisaba sólo 156 kilos por año para remedios de ojos y la gripe. La investigación fue retomada, en la actualidad, por la jueza federal Servini de Cubria. En el periodo, esa cantidad de droga fue introducida al territorio argentino por cinco empresas, entre ellas Unifarma, que aportó fondos para la campaña de la actual presidente, Cristina Fernández de Kirchner.

Luego, la efedrina o las drogas sintética producida en Argentina eran enviadas de contrabando a México, donde se había prohibido la importación, ya en ese tiempo.