Peña Nieto ordenó investigación exhaustiva en caso Tlatlaya

El mandatario mexicano dijo que se ordenó una investigación exhaustiva de la muerte de 22 civiles en manos del ejército
Peña Nieto ordenó investigación exhaustiva en caso Tlatlaya
La matanza se registró el pasado 30 de junio.
Foto: Agencia Reforma

Tras la polémica que se ha desatado por la muerte de 22 civiles en manos de militares, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, refrendó su confianza en el Ejército y afirmó que es una institución que defensora de los derechos humanos y confió en que los hechos se esclarezcan.

El mandarario Peña Nieto, aseguró este miércoles que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) están realizando una investigación “exhaustiva” para esclarecer la muerte de 22 civiles en el municipio de Tlatlaya a manos de militares.

La agencia EFE amplía la información

“Actualmente, la Sedena y la PGR realizan una investigación conjunta y exhaustiva para determinar las responsabilidades individuales correspondientes”, dijo el mandatario en la inauguración de la Asamblea General de la Federación Iberoamericana del Ombudsman.

Destacó que la Sedena ha prestado “colaboración irrestricta (ilimitada) para que la autoridad determine la verdad jurídica del caso” y para que se inicie una “investigación con el objeto de garantizar la eficacia plena de los derechos humanos”.

Peña Nieto se refirió así al caso Tlatlaya, por el que ocho militares ya fueron procesados por un tribunal castrense por presuntas violaciones a la disciplina militar, desobediencia e infracción de deberes cometidas el pasado 30 de junio.

La fiscalía anunció el martes que acusará de homicidio a tres de los ocho militares detenidos la semana pasada después de que se divulgara el testimonio de una sobreviviente que afirmó que las 22 personas no murieron en un enfrentamiento, como aseguró en un principio la Sedena, sino que fueron asesinadas por los soldados.

El titular de la PGR, Jesús Murillo, dijo que tras un choque armado de entre ocho y diez minutos, tres soldados ingresaron a la bodega donde estaban los delincuentes y “realizaron una secuencia nueva de disparos que no tienen justificación alguna”.

Peña Nieto confió en que las investigaciones permitirán “conocer la verdad de los hechos y reafirmar el compromiso indeclinable del Estado mexicano con los derechos humanos“.

Además, señaló que la PGR y la Sedena “habrán de coadyuvar” con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), el organismo público autónomo encargado de defender las garantías individuales en México.

En su opinión, el Ejército mexicano ha refrendado su compromiso con el Estado de derecho y la justicia al “tomar las medidas necesarias para esclarecer los hechos ocurridos” en Tlatlaya.

Peña Nieto aseguró que en los últimos ocho meses de este año el número de recomendaciones de la CNDH dirigidas a las fuerzas armadas fue el 87,5 % menor al mismo periodo de 2012.