Border Patrol: 4 años sin justicia para padre muerto por paliza de agentes

Un juez da luz verde para iniciar juicio civil en contra de los agentes que le propinaron la paliza en la frontera de San Ysidro, la cual le costó la vida
Border Patrol: 4 años sin justicia para padre muerto por paliza de agentes
Maria Puga y sus dos hijos, Daniela y Daniel, abrazan la foto de su esposo, Anastasio Hernández Rojas, quien murió tras ser golpeado por agentes fronterizos al intentar reunirse con su familia.
Foto: 2013 Platon / The People's Portfolio for Human Rights Watch

Hace cuatro años que María Puga perdió a su compañero de 20 años y padre de sus cinco hijos, a manos de las autoridades fronterizas. El incidente fue difundido al mundo por medio de dramáticos videos y voces de testigos.

A pesar del tiempo transcurrido, hay dos cosas que siguen siendo tan difíciles como siempre: explicarle a sus hijos por qué mataron a su papá, Anastasio Hernández Rojas, y recordar los gritos del hombre en los videos que surgieron del incidente.

“Son muchos sentimientos. Por un lado ellos necesitan a su papá y, por otro, los más pequeños aún siguen preguntando por qué lo mataron. Y yo sin poderles dar ninguna explicación”, dijo Puga en una entrevista. “También es doloroso escuchar como trataron a mi esposo y recordar cómo pedía ayuda, siendo un hombre tan fuerte”.

Hace unos días un juez federal en San Diego dictaminó que el caso involucra la violación de derechos constitucionales y que los agentes involucrados no son inmunes a una demanda civil.

“El juez dijo que lo visto y escuchado en los videos le ‘golpeó la consciencia’”, dijo Christian Ramírez, director de la Alianza de San Diego.

La demanda civil exige responsabilidad para los agentes, los supervisores y las agencias, que incluían a la Patrulla Fronteriza, ICE y de Aduanas y busca un castigo monetario, lo usual en casos civiles. Al menos 11 casos de abuso de fuerza por parte de la Patrulla Fronteriza están siendo investigados por el gobierno federal.

“Hemos esperado ya varios años y seguiremos esperando. Nadie se merece la tortura que le hicieron a mi esposo. Estos agentes tienen que pagar por todo esto que hicieron”, dijo la mujer.

Aún no hay fecha para el juicio, que probablemente ocurra en 2015.

Después de un encontronazo con una decena de agentes en el puerto de entrada de San Ysidro, frontera California-México, Anastasio Hernández Rojas falleció en mayo de 2010.

La golpiza fue grabada en videos por testigos que después declararon públicamente que Hernández estaba esposado y en el suelo, mientras los agentes lo acusaban de resistir arresto, lo golpeaban y le asestaban macanazos eléctricos a su cuerpo.

El médico forense de San Diego declaró que su muerte fue homicidio y tras la publicación de los videos, uno de los cuales surgió dos años después, el Gobierno federal convino que un Gran Jurado revisara el caso, pero aún no rinde su veredicto.

El caso está bajo investigación pero la familia de Hernández, junto a grupos de derechos civiles, presentó una demanda civil contra los agentes que participaron en su muerte y buscan responsabilizar también a las agencias federales pertinentes.

?>