Lexus ES 300H: prueba de 5,000 millas

Un auto cómodo, silencioso, con gran rendimiento
Lexus ES 300H: prueba de 5,000 millas
El Lexus ES 300H ofrece una experiencia de conducción que vale la pena vivir.
Foto: Suministrada

El nombre de ES viene de “Sedan Ejecutivo”. Sin embargo, algunos importadores de Lexus usan el nombre “backronymic”, (sedan elegante).

Introducida en 1989 la primera generación, el ES 250 fue uno de los dos vehículos en la alineación debut de Lexus, el otro es el buque insignia LS 400.

La segunda generación del ES 300 debutó en 1991, seguida por la tercera generación ES 300 en 1996, y la cuarta generación del ES 300/330 en el 2001.

La primera a través de los sedanes de cuarta generación comparten elementos de estilo del cuerpo con Japón en el mercado sedanes Toyota, y una interna equivalente en el mercado, el Toyota Windom, se vendió hasta el lanzamiento de la quinta generación del ES en 2006.

La quinta generación de ES, con su estilo propio “L-finesse cuerpo y estilo Lexus“, debutó a principios de 2006 como modelo 2007.

La sexta generación ES debutó en el primer semestre de 2012 como modelo 2013 y aumentaron las dimensiones características de la cabina debido a una mayor distancia entre ejes que comparte con el Toyota Avalon.

En Europa, Japón y otros mercados, el ES no se vende, pero en Estados Unidos el Lexus ES ha sido el sedan más vendido Lexus por más de 15 años.

La versión híbrida del ES300 se introdujo en 2012.

El Lexus 300h es una versión híbrida de tamaño mediano del modelo ES 350 de la automotriz. Se ofrece en un único nivel de equipamiento.

Sus características estándar incluyen llantas de 17 pulgadas de aleación, techo solar, encendido sin llave y entrada, doble zona de control de clima automático, cuero sintético (vinilo premium) tapicería, asientos delanteros eléctricos, Bluetooth y un ocho bocinas sistema de sonido.

Las opciones principales, la mayoría de las cuales se ofrecen en paquetes, incluyen faros de xenón, tapicería de cuero, con calefacción y asientos delanteros ventilados, control de crucero adaptado, un sistema de navegación y un sistema de audio premium Mark Levinson con 15 altavoces.

El interior del Lexus ES 300h está bien construido y es atractivo, sobre todo con la tapicería de cuero y madera de bambú de corte opcional.

Los asientos delanteros y traseros ofrecen mucho espacio y la mayoría de los indicadores y controles son sencillos y fáciles de usar, aunque al sistema táctil opcional Lexus remoto con su interfaz mouselike, toma algún tiempo acostumbrarse.

Algunos espacios en el maletero se han perdido debido a la batería del carro, pero todavía hay una gran utilidad con 15.2 pies cúbicos disponibles.

El sistema de propulsión híbrido está formado por un motor de cuatro cilindros de 2.5 litros acoplado a un motor eléctrico y la batería, para una potencia total de 200 caballos de fuerza.

La corriente fluye a las ruedas delanteras a través de una transmisión automática continuamente variable (CVT).

En materia de seguridad viene de serie con frenos antibloqueo, control de estabilidad y tracción, airbags delanteros y laterales traseros, airbags laterales de cortina y airbags de rodilla delanteros.

También se incluye el “Lexus Safety Connect” con la notificación automática de colisión, localización de vehículos robados y una emergencia botón de ayuda.

El equipo opcional incluye sensores de estacionamiento delanteros y traseros, un sistema de alerta de carril de salida y un sistema de monitoreo de punto ciego que incluye trasera de alerta de tráfico cruzado.

El 300h ES ofrece una experiencia de conducción con clase, con el interior silencioso complementado con la tranquilidad de propulsión totalmente eléctrica que se activa a bajas velocidades.

Aunque la ES está lejos de ser deportivo, el tren de potencia proporciona gran aceleración, mientras que el hardware de dirección y suspensión recalibrada puede darle una sensación más precisa que los modelos anteriores.

La calidad de marcha es suave, digna de un sedan de lujo. Las irregularidades del pavimento se sofocaron efectivamente debido a su excelente suspensión.

El ES es ya tan silencioso y suave, que los que escuchan música o están enfrascados en una conversación es probable que ni siquiera noten el arranque del motor de gas o cuando se detiene.

El Modo Eco tiene como objetivo maximizar el ahorro de combustible mediante la reducción de la respuesta del acelerador y modificar el funcionamiento del sistema de climatización.

Los conductores también pueden seleccionar el modo EV, que mantiene al vehículo en funcionamiento sólo eléctrico para tramos más largos bajo ciertas condiciones, que permite viajar libre de gasolina a velocidades de hasta 25 kilómetros por hora durante tanto como una milla y media.

Pero si la batería está fría o con carga baja, el motor de gasolina se sigue calentando, o si el conductor pisa a fondo el acelerador, el sistema cambiara rápidamente. A decir verdad en 5,000 millas que lo usé, nunca me dio el mínimo problema.

Es difícil encontrarle un competidor. El Chevrolet Volt es un plug-in híbrido capaz de funcionar con energía eléctrica solo para un máximo de 38 millas, pero no tiene la comodidad del Lexus.

El que le puede hacer fuerza es el Infiniti Q50 híbrido, que es totalmente nuevo para 2014 con montones de características de alta tecnología y un sistema de información y entretenimiento intuitivo. Pero el híbrido Q50 utiliza más combustible que el 300h ES, aunque también es mucho más potente, porque trae un motor V6.

Para sintetizar y luego de 5,000 millas gastando poca gasolina, con comodidad y casi sin saber cuándo el motor prendía o apagaba, mi mayor desilusión fue cuando tuve que devolverlo, porque el Lexus ES 300H es de esos autos que uno quisiera tener estacionado en la puerta de su casa.

Precio: desde $39,500

Consumo: 39 mpg ciudad/40 mpg carretera

?>