Las artesanas latinas afinan su estrategia (fotos)

Microempresarias aprenden a abrirse camino, entrar en mercados y ampliar su negocio
Las artesanas latinas afinan su estrategia (fotos)
Artesanas graduadas del curso del SBS, Etsy y Citi Community Development.
Foto: Cortesía de SBS

Erika Nazario sabía de costuras y dedales desde que era muy pequeña porque sus dos abuelas cosían. “Llevo 20 años cosiendo”, dice esta puertorriqueña residente en Brooklyn. Ahora tiene 27 años y ha unido esta habilidad, a su pasión — el diseño— y a la inspiración que le ha llegado gracias a su hijo de 20 meses. Nazario, comenzó hace un año a crear muñecos.

Nacida en Puerto Rico, llegó a Nueva York hace cinco años para estudiar diseño en Parsons The New School for Design y trabajar. Cuando tuvo a su hijo dejó el empleo pero no el deseo de seguir diseñando y tener un negocio. “El año pasado hice un muñeco para Navidad y a todo el mundo le encantó. Pensé entonces que era una buena idea”.

Es una idea que quiere hacer crecer y para la que se ha preparado con el objetivo de participar en un mercado en el que Internet es clave.

Y lo ha hecho junto con otras 16 artesanas latinas de Brooklyn y El Bronx que han tomado parte en unos cursos organizados por la sociedad formada por el Servicio de Pequeños Negocios (SBS, en sus siglas en inglés) de la ciudad de Nueva York y Etsy (la plataforma de ventas de artesanos de todo el mundo) con el patrocinio de Citi Community Development. Estos cursos se ofrecían ya en inglés pero estas latinas son las primeras en pasar por las clases en español que se celebraron a principios de otoño.

El objetivo de estas clases es ayudar a estas artesanas microempresarias con capacidades artísticas a sacar rendimiento de su arte, ganar un dinero extra y entrar en el mercado global gracias a la plataforma en la Red.

“Aprendimos a abrir una tienda en Etsy, como un comienzo. Nos enseñaron a hacer las fotos para la página web, cómo actualizarlas, sacar adelante los productos, hacer descripciones para que se encuentren con facilidad en las búsquedas on line, hacer envíos”, empieza a enumerar Nazario.

Montserrat Olmos, que hace joyas, broches de plumas y ornamentos basados en su cultura mexica tutunaca, exlicaba que para ella fue muy importante como poner precio a sus obras, “calcular las posibles ganancias una vez contaba con los costos de los materiales, los de envío, las comisiones”.

Nellie Escalante ha sido la instructora de estas clases y explica que la calidad de la artesanía latina es muy alta. Ella misma es vendedora en Etsy desde hace años, vende camisetas impresas y brazaletes, y explica que lo que enseña son pasos concretos para formar la marca.

Escalante es descendiente de puertorriqueños, amante del arte, y también fue el cuidado de sus hijos lo que la dejó en casa. La artesanía fue una salida para esta mujer que ahora es también educadora de museos y se formó buscando soluciones en los materiales que proporcionaba Etsy en la red. Escalante dice que le va muy bien y que cuando se dedica a ello con tiempo y no como algo a tiempo parcial “tengo muchas ventas porque muevo mucho el inventario”.

Olmos dice que además de la artesanía tiene otras inquietudes y va a seguir sus estudios a la vez que va a mantener este microproyecto. Nazario, sin embargo, ha registrado su empresa y abierto su propia web además de la que tiene en Etsy. Recientemente ha hecho su primera venta internacional (Canadá) y eso le ha dado energía. “Quiero dedicarme completamente este negocio y me estoy planteando ampliar la mercancía”