Embarazada agredida por policías en Brooklyn también deja a Rubenstein

El prestigioso abogado que la representaba está implicado en un caso de violación sexual de una asistente del reverendo Al Sharpton

Embarazada agredida por policías en Brooklyn también deja a Rubenstein
De izquierda a derecha, Sandra Amézquita, su esposo Ronel Lemus; la amiga de ambos, Mercedes Hidalgo, y su esposo, Secundino Payanis.
Foto: Joaquín Botero / EDLP

@JoaquinBotero

Sandra Amézquita, la embarazada de seis meses que fue agredida por oficiales de la Policía de Nueva York (NYPD) el mes pasado en Brooklyn, desistió de la representación legal del abogado Sanford Rubenstein, que está implicado en un caso de violación sexual de una asistente del reverendo Al Sharpton.

El miércoles, abogados de la firma Siegel Teitelbaum & Evans se presentaron ante los medios y dijeron que asumen el caso.

En principio, el nuevo equipo buscará que sean retirados los cargos por conducta desordenada y asalto que pesan sobre Amézquita (43), su esposo Ronel Lemus (50) y la amiga de ambos, Mercedes Hidalgo (43), también colombiana. Los tres aparecen en un video que circula en las redes sociales mientras se resisten a los agentes del NYPD en la Quinta Avenida, de Sunset Park. En un momento, uniformados tiran al suelo a la embarazada.

El abogado Norman Siegel señaló que la Policía violó los derechos civiles de sus clientes. Los acusados deberán volver a la corte a finales de noviembre. “Vamos a hablar con la fiscalía de Brooklyn para que se desestimen los cargos. Según el video, no creo que esta gente deba enfrentar cargos criminales”.

“La Policía está fuera de control. Trataron a la gente con brutalidad. Mira cuantos policías había. No hay razón de que un policía le pegue a una mujer con un palo. No enfrentaron la situación correctamente”, sostuvo Herbert Teitelbaum.

Amézquita dijo que intervino porque a su hijo Jhohan lo estaban golpeando varios oficiales. “Cómo van a coger a mi niño de 17 años”.

Según cuenta la pareja, originaria de Cali, estaban comiendo en un restaurante cuando el adolescente salió a la calle a recibir una llamada de su novia y, en ese momento, oficiales se le abalanzaron porque, supuestamente, querían que tomara una navaja y dejara las huellas dactilares, a lo que éste se rehusó. En ese momento, empezó el forcejeo que culminó en los arrestos. “A mi hijo lo han tratado de enredar en tres casos que luego se han derrumbado. Entonces todo es una persecución”, sostuvo Lemus.

“Todos gritábamos en español que ella estaba en embarazo. Muchos de esos policías del precinto 72 hablan español”, indicó el dominicano Secundino Payanis, esposo de Hidalgo.

Elvis Flores, de la organización El Grito, la emprendió contra el oficial Elvis Merizalde, quien según otro video, agredió a otro joven y dañó una cámara. “En julio, le pegó a otro policía para culpar a un joven. Él tiene historial de mentir”, indicó Flores.

Sobre el cambio de abogado, Flores manifestó que el trío necesita que se haga justicia y no quieren que nada distraiga el caso.

Mientras tanto, el hijo de la pareja sigue detenido en Rikers Island. Su caso lo lleva otra oficina.