Enfermeros denuncian fallas en tratamiento de paciente en Dallas

El primer paciente estuvo por horas en un área abierta del hospital

El mayor sindicato de enfermeros de Estados Unidos reveló una serie de fallas en el protocolo de atención del Thomas Eric Duncan, el paciente que fue el primer caso de ébola en Estados Unidos.

En un comunicado, National Nurses United dijo que el hombre liberiano, que falleció la semana pasada, fue dejado por horas en un área abierta de la sala de emergencia del hospital Texas Health Presbyterian de Dallas.

La vocera del sindicato, Deborah Burger, dijo aque los enfermeros trataron al paciente sin la protección adecuada y se sometieron a varios a cambios en el protocolo.

Según Burger, los trabajadores del hospital reforzaron con cinta sus prendas para proteger su cuello mientras atendían a Duncan, quién sufría de constante diarrea y vómito.

“Nadie sabía cuáles eran los protocolos, no pudieron verificar qué tipo de equipo de protección personal debían llevar y no hubo entrenamiento”, detalló el sindicato en un comunicado.

El miércoles, el hospital informó que un segundo enfermero que trató a Duncan dio positivo con el virus después de presentar síntomas el martes.

El comunicado también dice que las enfermeras revelaron que las muestras de laboratorio de Dunca fueron manejadas en los tubos neumáticos del hospital, lo que abre la posibilidad de contaminación en el sistema de entrega de muestras del centro. Otra denuncia fue la acumulación hasta el cielo raso de material contaminado.

El hospital no se ha referido a las denuncias del sindicato, que dará una rueda de prensa el miércoles en la tarde.