Long Island Business Institute

Formación para el trabajo real
Long Island Business Institute
Long Island Business Institute.
Foto: Humberto Arellano.

Fuera de la escuela hay vida, pero eso no es impedimento para estudiar y estar preparado para los negocios modernos. Con esta filosofía, el Long Island Business Institute (LIBI) ha ido creciendo -ya tiene tres campus- desde su fundación en 1968 y formando a alumnos de diversas nacionalidades.

Es uno de los favoritos de los hispanos, una población que representa el 40% del alumnado en el centro de Manhattan -que abrió sus puertas hace unos meses en el 404 de Broadway- y el 20%, en el de Flushing, según explica Chantal Cortés, representante del Instituto. El LIBI refleja la diversidad de este barrio de Queens.

“Hacemos lo que podemos por arreglar el horario a los estudiantes para que puedan cumplir con sus responsabilidades fuera de la escuela y estudiar”, subraya Cortés. De hecho, según los datos del Instituto, el 42% de los estudiantes acuden por la noche. Además, se les ofertan cursos de inglés a la vez. La ventaja es que de esta forma, los alumnos tienen la sensación de que “no pierden el tiempo porque hacen la carrera a la vez que estudian el idioma”, apunta Cortés.

Con alrededor de 2,500 alumnos entre los centros de Commack (Long Island), Flushing y Manhattan, el LIBI ofrece siete programas de grado asociado: Contabilidad, Gestión de Negocios, Taquígrafo Judicial, Gestión de Atención de emergencia, Tecnología de Oficina, Hotelería y Seguridad Nacional. Todos constan de un curriculum “diseñado cuidadosamente que ayuda a nuestros graduados a estar en un mercado global, competitivo y altamente cambiante”, apunta la presidenta Mónica Foote en su mensaje de bienvenida.

Los cursos que se enseñan en LIBI están muy orientados hacia el lado práctico de los trabajos y el desarrollo de habilidades específicas