La bujía ofensiva de los Reales

Alcides Escobar brilla en Kansas

La bujía ofensiva de los Reales
KANSAS CITY, MO - OCTOBER 21: Alcides Escobar #2 of the Kansas City Royals looks on during batting practice before Game One of the 2014 World Series against the San Francisco Giants at Kauffman Stadium on October 21, 2014 in Kansas City, Missouri. (Photo by Elsa/Getty Images)
Foto: authors

San FRAncisco

Alcides Escobar siempre se ha visualizado como primer bate o segundo bate. Lo fue en el sistema de liga menor de los Cerveceros y lo ha sido en una gran parte de su carrera de Grandes Ligas con Milwaukee y Kansas City.

Pero el venezolano no siempre ha rendido desde dichos puestos en el orden de bateo. En el 2012 sus números ofensivos fueron mucho mejores en la “cola” del lineup de los Reales, mientras en el 2013 su mejor promedio fue como noveno bate.

No obstante, se volteó por completo en esta temporada con una decisión d el manager Ned Yost, quien movió a Escobar de la parte trasera de la alineación a primer bate a mediados de septiembre.

Con su sólida actuación en la recta final de campaña regular, Escobar terminó el 2014 con promedio de .285, 34 dobles y 50 empujadas. Y por supuesto, dicha producción fue acompañada de una defensa que le valió una nominación para un Guante de Oro en la Liga Americana.

“Es importante que un torpedero batee .280 o .290 y que dé a la bola a los canales y a las bandas”, expresó Yost.

De su parte Escobar, de 27 años, le hace eco a lo dicho por su manager en términos de los puestos que le gusta ocupar en el orden.

Ahora bien, el volver a estar como primer bate no fue un “regalo” para Escobar en septiembre. El jugador de cinco años en Grandes Ligas tuvo que ganarse el derecho de seguir en dicho papel.

“Cuando hicimos el cambio, buscábamos algo que nos ayudara”, relató Yost. “Estábamos con problemas con nuestra ofensiva colectiva. Entonces, pusimos a Esky en el primer puesto, Nori (Aoki) número 2 y (Lorenzo Cain) número 3, para tratar de contar con algo de velocidad en el tope del lineup y prepararle el escenario a nuestros bateadores de poder en la parte gruesa”, dice.

“El primer día que lo hicimos, Esky dijo, ‘Espero que esto no sea cosa de uno o dos días’. Nosotros le dijimos, ‘Si nos puedes brindar buenos turnos desde el tope del lineup, vas a seguir ahí’. Y él ha trabajado duro para hacer eso”

eldiariony.com