Knicks a escribir primera página del Triángulo

La primera prueba para el renovado cinco del Garden será ante el exequipo de su presidente Phil Jackson
Knicks a escribir primera página del Triángulo
Carmelo Anthony sabe que ya no será el único anotador del equipo y deberá dar más juego al equipo que estrenará el sistema del triángulo ante Bulls esta noche en el Garden.
Foto: Getty

@newsgus

Quizás se trata del destino. Quizás se trata de una casualidad.

Los Knicks estrenarán su ofensiva del triángulo ante Chicago Bulls, equipo al que el presidente de la nación Anaranjada y Azul hiciera campeón en seis ocasiones utilizando este sistema que encabezaba Michael Jordan en la década de los 90s.

Para ambos equipos el encuentro de esta noche en el Madison Square Garden servirá para arrancar una temporada en la que hay elevadas expectativas para Chicago y dudas para Nueva York.

Se espera que los Bulls retomen forma con el retorno de Derrick Rose quien tras ganar el premio al MVP en 2011 se ha perdido las últimas dos temporadas debido una lesión en el ligamento cruzado de la rodilla y por una ruptura de meniscos.

Rose sin duda reforzará un cuadro en el que lo acompaña el centro Joakim Noah, quien se recupera de una cirugía en la rodilla.

Para suplir a Noah, llegó a Chicago el veterano español Pau Gasol que dejó a Lakers.

A sus 34 años, el ibérico ya no es el mismo pero aún tiene el talento para ayudar a los Bulls en la competida División Central de la Conferencia del Este.

Cuando llegue a la arena de la Calle 34, Gasol se encontrará con su paisano José Calderón que ha descendido en el Garden para manejar el triángulo que trajo consigo Jackson a los Knicks.

Al igual que el centro de los Bulls, el seleccionado español es la firma más destacada de su equipo para esta temporada. A diferencia de su coterráneo, Calderón está en un equipo en plena reconstrucción y de él dependerá que esta etapa sea lo menos ruda posible.

Carmelo Anthony estará de vuelta para jugar su tercera temporada completa (en 2010-11 jugó media temporada en Denver antes de ser transferido a la Gran Manzana, luego de que en la temporada muerta amenazara con irse justamente a Chicago.

A final de cuentas aceptó la oferta de $124 millones por cinco años que le extendieron en el Garden, cinco millones debajo del máximo que podía ganar bajo el acuerdo colectivo de la NBA, para darle un poco de espacio salarial a Jackson.

Promete ser una noche de emociones, pero no esperen que el partido sea un reflejo de lo que será el resto de la temporada de los pupilos de Derek Fisher, quien en su primer año en el baquillo de Knicks tendrá que ajustar muchas tuercas sobre la marcha

eldiariony.com