Acusan a la Ciudad de Nueva York de fraude contra Medicaid

Las alegaciones del fiscal federal Preet Bharara tienen que ver con la solicitud de reembolsos para el Programa de Intervención Temprana (EIP)

NUEVA YORK – La oficina del fiscal federal Preet Bharara acusó a la Ciudad de Nueva York, de irregularidades en el procesamiento de peticiones de reembolso al Medicaid a través de un contratista.

Entre 2008 y 2012, COMPUTER SCIENCES CORP. (“CSC”) presuntamente obtuvo miles de millones de dólares en reembolsos del programa en nombre de la ciudad por cuidado médico provisto a niños bajo su responsabilidad.

“Los fraudes en cobros como éstos debilitan la integridad de los programas de salud pública como el Medicaid”, dijo Bharara en un comunicado de prensa. “Todos los participantes del programa de salud pública, bien sean proveedores de salud, localidades como la ciudad o contratistas como CSC, deben entender que tienen que cumplir con las reglas de cobro vigentes”.

Según la oficina, la ciudad contrató a CSC para procesar los pagos para los niños que recibieron servicios como parte del Programa de Intervención Temprana del Estado de Nueva York (EIP), disponible para menores de tres años que muestran retrasos en el desarrollo o han sido diagnosticados con condiciones médicas que han provocado dichas discapacidades.

Bajo el programa, la ciudad es responsable de pagar los reclamos por esos servicios por adelantado y luego puede pedir reembolso de aseguradores privados o Medicaid, así como del estado, el cual provee el 49% del costo no cubierto por los seguros del programa.

La demanda alega que, para conseguir la restitución de la ciudad, muchos de los reclamos fueron alterados; con el cambio de la identidad de la póliza de seguro, entonces, el reclamo sería rechazado y así sería enviado al Medicaid más rápidamente. Los reclamos tampoco fueron devueltos por las aseguradoras lo cual obligaba a Medicaid a aceptarlos.

La demanda contra la ciudad y el contratista busca el reembolso triplicado de lo que, presuntamente, fue pagado inapropiadamente al gobierno, así como otras penalidades y daños compensatorios.

Un portavoz del Departamento Legislativo de la ciudad, citado en reportes de prensa, dijo que están cooperando con la investigación, incluso cuando no están de acuerdo con los alegaciones. Las autoridades municipales sostienen que la situación responde a problemas técnicos en la facturación.

La Comisión de Servicios Computarizados también ha dicho que está colaborando con la pesquisa, pero que consideran que la demanda no tiene mérito.