Kurdos iraquíes llegan a Kobane para luchar contra ISIS

Se espera el apoyo de 100 refuerzos para combatir contra los yihadistas del Estado Islaámico
Kurdos iraquíes llegan a Kobane para luchar contra ISIS
El avance de los extremistas del Estado Islámico sigue en territorio sirio.
Foto: Archivo

Ante la cruenta ofensiva de los yihadistasa del Estado Islámio (ISIS) en la ciudad siria de Kobane, en la frontera con Turquía, llegú un primer grupo de peshmergas, combatientes kurdos iraquíes, para evitar el avance de los rebeldes.

El contingente entró a través de la frontera turca, para reforzar a los kurdos sirios que luchan contra los yihadistas.

Al menos 10 de los más de 150 combatientes kurdos iraquíes ingresaron a Kobane, mientras otros cruzarán “en las próximas horas” a la ciudad, asediada desde el pasado 16 de septiembre por los yihadistas, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

“Hace minutos, unos 10 miembros de las fuerzas peshmergas ingresaron a la ciudad de Kobane”, a través del cruce fronterizo entre la ciudad y el territorio turco, dijo el OSDH, que cuenta con una amplia red de activistas, militares y médicos en Siria.

Más de 150 kurdos iraquíes entrarán a Kobane después de que Turquía permitió la semana pasada el paso de los peshmergas por su territorio para ir a defender la tercera ciudad kurda de Siria.

El régimen de Siria criticó este jueves a Turquía por permitir el paso de combatientes kurdos extranjeros a Kobane a través de su frontera, en lo que calificó como una “violación descarada” de su soberanía, reportó la agencia siria de noticias SANA.

Horas después de que 10 peshmergas entraran en Kobane a través de la frontera turca, el Ministerio sirio de Asuntos Exteriores aseguró que esa acción ha sido “vergonzosa”.

“Turquía, una vez más, demuestra su papel conspirador, sus intenciones premeditadas y una flagrante intervención en las cuestiones sirias”, aseveró la cancillería siria en un comunicado.

El régimen del presidente Bashar al-Assad consideró que Turquía está violando la frontera siria en Kobane, “al permitir que fuerzas extranjeras y elementos terroristas operen en su territorio para cruzar a territorio sirio”.

Además de los kurdos iraquíes, unos 50 combatientes del opositor Ejército Libre Sirio (ELS), equipados con armas ligeras y ametralladoras, arribaron la víspera a Kobane, también a través de la frontera turca, para ayudar a los kurdos sirios que luchan contra el EI.

Este primer grupo del ELS, que agrupa a los principales rebeldes que luchan por derrocar el presidente sirio, Bashar al-Assad, arribó a Kobane a través del paso de Mursitipinar, en la frontera con Turquía, según la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

La ciudad de Kobane está cercada por todos lados por los yihadistas, excepto por el norte, donde limita con Turquía, por lo que la única manera de acceder a ella es a través de territorio turco.

Hasta ahora, los kurdos sirios, conocidos como Unidades de Protección Popular (YPG), han logrado repeler numerosos ataques de los yihadistas, pero su situación es complicada y la llegada de hombres con preparación militar ayudará mucho en la defensa de la ciudad.

Además de la resistencia de los kurdos sirios, la coalición internacional encabezada por Estados Unidos ha reforzado los bombardeos sobre posiciones de los extremistas islámicos.

El EI, acusado de limpieza étnica y de crímenes contra la humanidad, aprovechó la guerra civil en Siria, la inestabilidad política y la falta de seguridad en Irak para apoderarse de grandes territorios en ambos países, donde comete violaciones, secuestros y ejecuciones.