Cinco pasos para: estudiar más y mejor

Los estudiantes necesitan tiempo, espacio para concentrarse y herramientas para poder prepararse adecuadamente para las clases del día a día y para los exámenes. Para ayudarlos existen aplicaciones móviles que resuelven desde lo aparentemente más trivial hasta las cuestiones más complejas.

Aplicaciones, redes sociales y demás son fuertes distracciones a la hora de estudiar o simplemente leer. La aplicación Self Control (disponible en Google Play) bloquea el uso de ciertos apps en el celular durante horas específicas, para que no interfieran en la necesaria concentración a la hora del estudio.

Chegg es un sistema (con app) que permite rentar libros de texto pagando solo una suscripción mensual de $15. Ofrece un catálogo amplio –-presume 2.5 millones de “soluciones”– y con opción de vista previa gratuita de unos 2,500 títulos y dos “soluciones” completas gratis semanales.

Muchas veces un buen diccionario es el mejor amigo del estudiante. El de la Real Academia de la Lengua Española está disponible en iTunes, Google Play y la web (www.rae.es), y en inglés los clásicos Oxford y Merriam-Webster ofrecen aplicaciones para las principales plataformas móviles.

El alumno de ciencias exactas tiene alternativas a la compleja y costosa calculadora científica de otros tiempos. Un app que es una poderosa calculadora es RealCalc Scientific Calculator para Android y otro, para iOS, es MyScript Calculator, reconoce operaciones escritas a mano en la pantalla.

Con herramientas como ExamTime (examtime.com) o MindMeister (mindmeister.com), los alumnos pueden crear mapas para organizar ideas, trazar planes y proyectos, además de contar con herramientas para compartir y colaborar con compañeros y medir el progreso logrado.