Policía dará tregua a los mariguaneros en NYC

Los portadores de la hierba en vez ser arrestados ahora sólo recibirán una multa

Guía de Regalos

Policía dará tregua a los mariguaneros en NYC
Todavía no se sabe la cantidad que se permitirá portar sin que se considere un crimen.
Foto: Archivo

Nueva York – Un cambio en las políticas para castigar la posesión de marihuana se dará a conocer oficialmente este lunes en la ciudad de Nueva York, donde de ahora en adelante los policías no arrestarán a las personas que porten cantidades pequeñas de la hierba y en cambio les darán una multa.

Las nuevas medidas serán presentadas esta tarde por el comisionado de Policía Bill Bratton y el alcalde Bill de Blasio en una conferencia de prensa.

El cambio ocurre luego de una fuerte presión sobre las autoridades, a quienes critican porque la gran mayoría de los detenidos por marihuana pertenecen a las comunidades hispana y afroamericana.

Según el Proyecto de Investigación por el Arresto de Marihuana, los afroamericanos e hispanos representaron el 86% de los arrestados por posesión del narcótico en la ciudad durante los primeros ocho meses del año. Los estudios indican que los blancos usan la marihuana en iguales cantidades.

La reforma de la política fue inicialmente apoyada por el Fiscal Distrital de Brooklyn Kenneth Thompson, durante su campaña para la oficina durante el 2013. Thompson prometió multar a aquellos que fueran encontrados con pequeñas cantidades de cannabis en cambio de arrestarlos y acusarlos.

“Demasiados jóvenes están siendo arrestados por cargos menores que dejan una mancha permanente en su historial por lo que debería ser solo una violación”, dijo Thompson.

La administración de De Blasio ha sido lenta en aceptar la nueva política, pero Bratton mencionó hace poco que habría cambios en cómo se manejan los casos de ofensas menores sin que se realizaran arrestos.

Bratton ha sido fuertemente criticado luego de la muerte de Eric Garner, quien murió mientras era arrestado por estar vendiendo cigarrillos individuales en Staten Island. Los críticos dicen que el caso refleja las debilidades de la política de “Ventanas Rotas” que persigue agresivamente a los ofensores menores.

Hasta ahora no se ha dicho cual sería la cantidad exacta de marihuana que una persona podría portar sin que se considere que está cometiendo un crimen.