Fallo en Ferguson atiza debate sobre reforma policial en EEUU

Las minorías raciales conforman el 30% de la población nacional pero son el 60% de la población carcelaria

Guía de Regalos

Fallo en Ferguson atiza debate sobre reforma policial en EEUU
Un agente de Ferguson apunta a la multitud con botes de gas en agosto pasado.
Foto: EFE

Washington.- El fallo judicial en Ferguson (Missouri), tras la muerte del joven afroamericano Michael Brown a manos de un policía blanco, sirve como un llamado a urgentes reformas policiales en EEUU.

Un jurado del condado de St. Louis decidió anoche no presentar cargos contra Darren Wilson, el policía que el pasado 9 de agosto mató a balazos a Brown, quien se encontraba desarmado.

El veredicto desató protestas en múltiples ciudades, casi todas pacíficas, aunque hubo brotes de violencia en Ferguson, una urbe de mayoría negra donde reina la desconfianza de las minorías hacia la policía.

Al igual que en otras ciudades, también arrastra desigualdades raciales, que son parte de una constelación de problemas institucionales.

LEE ADEMÁS

Darren Wilson dijo que le dispararía otra vez a Michael Brown

Para activistas, es urgente realizar reformas para evitar el uso excesivo de la fuerza letal porque, pese a avances en las relaciones raciales, en algunos sectores ser minoría equivale a ser tratado como sospechoso.

Las minorías raciales conforman el 30% de la población nacional pero son el 60% de la población carcelaria, parte de la frustrante percepción de que la armonía racial en EEUU es un mito.

“Con el crecimiento de las minorías, es urgente asegurarse que los departamentos de policía sean más conscientes de sus prejuicios, reciban capacitación para reducir confrontaciones con nuestras comunidades, y que el personal de servicio público represente a las comunidades que sirven” dijo Vanessa Cárdenas, vicepresidenta del proyecto Progreso 2050 del Centro para el Progreso Estadounidense.

Una coalición de grupos cívicos y defensores de los derechos humanos, entre ellos la NAACP, que aboga por la minoría negra, exige: un fin a la práctica de la discriminación de las minorías por parte de la policía; que los agentes porten cámaras en sus uniformes para documentar cada encuentro; la desmilitarización de la policía, y una mayor capacitación y sensibilidad cultural de los cuerpos policiales.

“Tenemos mucho camino que recorrer hacia la justicia y la igualdad… se tienen que mejorar las leyes y la manera en que las autoridades nos ven y nos tratan, porque los latinos también han sufrido injusticias”, afirmó Rocío Sáenz, vicepresidenta ejecutiva del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU, en inglés).

El veredicto significa que Wilson no afrontará cargos ni habrá más investigaciones a nivel estatal.

El fiscal general, Eric Holder, sin embargo, aseguró que el Departamento de Justicia continuará su investigación criminal tanto de la muerte de Brown como de las quejas por presuntas prácticas inconstitucionales y abuso de poder de la policía en Ferguson.

LEE ADEMÁS

Abogado de familia Brown califica proceso de “completamente injusto”

Los negros conforman el 60% de la población en Ferguson pero, del total de 53 policías, solo tres son afroamericanos. Solo hay un concejal y un miembro de la junta escolar de esta minoría.

Además, el 28% de los negros vive bajo el nivel de la pobreza, en comparación con el 24% para el resto de su población.

En 2013, los negros conformaron el 92% de las pesquisas policiales y el 86% de las paradas de tráfico. Ese mismo año, la policía arrestó a 483 negros, en comparación con 36 blancos.

LEE ADEMÁS

Arrestos y saqueos durante protestas en Ferguson

No hay cifra exacta, en parte porque las autoridades federales permiten que las cerca de 18.000 agencias policiales entreguen al FBI sus datos sobre crímenes y el uso de la fuerza letal, pero la inclusión de homicidios justificados es opcional.

Se calcula que cada año hay alrededor de unos 400 “homicidios justificados” a manos de la policía local.

Según un análisis del centro ProPublica de 1,217 tiroteos de la policía entre 2010 y 2012, los jóvenes negros tuvieron 21 veces más posibilidades de morir a manos de un policía que sus pares blancos.