Todos los detalles del último adiós a Chespirito

El ferétro dio por última vez la vuelta al Estadio Azteca, escoltado por un grupo de pequeños disfrazados de El Chapulín Colorado y El Chavo del 8.

¡Síganme lo buenos! Así fue como el pueblo de México dijo adiós a Chespirito. El ferétro dio por última vez la vuelta al Estadio Azteca, escoltado por un grupo de pequeños disfrazados de El Chapulín Colorado y El Chavo del 8.

Flores y palomas volaron de un lado a otro, mientras a lo lejos se escuchaban “Las Golondrinas”, interpretado por un magistral Mariachi.

El momento que logró conquistar los corazones tanto de la familia de Chespirito como del público y los medios, fue cuando un el coro México TAE, conformado por niños disfrazados de El Chavo y el Chapulín Colorado entonaron el tema ”Chespirito gracias por siempre“, al tiempo que liberaban cientos de palomas blancas.

FOTOS: ¿Y ahora quién podrá defendernos?

Un grupo de Mariachi entró al sitio tocando el tema de “Las Golondrinas”, fue el único momento en que la viuda de Chesipirito, Florinda Meza, rompió inconsolable en llanto.

Fueron varios los minutos de silencio y dolor que se vivieron durante la procesión para la misa de Roberto Gómez Bolaños. Monseñor Diego Monroy caminó hacia el féretro escoltado por dos monaguillos.

Emotivas palabras salieron de la boca de monseñor Diego Monroy, quien invitó a todo el público a recordar en vida Chespirito.

El público tuvo la oportunidad de comulgar y junto con ello, pedir por la paz del comediante.

La misa estuvo acompañada de cánticos eclesiásticos en voz del tenor José Luis Duval, quien también estuvo en la misa que se ofreció en memoria de Gómez Bolaños en Televisa.

La gente estaba ansiosa por la llegada de su ídolo, el féretro llegó por la tarde a este templo e inmediatamente seis miembros de seguridad cargaron en hombros el ataúd, el cual fue llevado al centro del Azteca.

Roberto Gómez Fernández, Florinda Meza y el resto de la familia fueron los primeros en acercarse al ataúd para colocar algunas flores blancas. Después seguirían los fans del comediante para realizar la misma acción.

“¡Chespirito, Chespirito!” Fueron los gritos de los miles seguidores que le dieron la bienvenida a Chespirito acompañados de porras y aplausos, mientras la carroza daba la popular ‘Vuelta del Trinunfador‘ al estadio.

Roberto Gómez Fernández, hijo del comediante, fue uno de los más emocionados con el gran recibimiento y las muestras de afecto que la gente ha demostrado.

Los integrantes de la familia fueron colocados en la capilla, la mayoría de ellos vestidos con playeras del Chapulín Colorado.

La gente no paró de ovacionar al fallecido comediante y en el estadio se escuchó rugir a todo pulmón: “Se ve, se siente, El Chavo está presente“.

El féretro con el cuerpo de Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, trasladado en una bóveda de cristal, dio el último paseo por la Ciudad de México, para llegar a su destino final: El Estadio Azteca.

Se cree que el entierro se llevará a cabo el próximo 1 de diciembre en el panteón Francés de la Ciudad de México.