Los pequeños negocios suman clientes

Si el largo Black Friday no estuvo a la altura de las expectativas de los comerciantes y el lunes cibernético no creció al mismo ritmo que en años precedentes, los pequeños negocios tuvieron una relativa mejor evolución el sábado, el día en el que se animó al consumo local en las pequeñas empresas.

Quienes compraron durante el llamado Small Business Saturday, gastaron una media de $162, un 11.5% menos que el año anterior según American Express. Pese a ello, los restaurantes y comerciantes independientes hicieron una caja de $14,300 millones de dólares, un 2.1% más que en 2013.

El motivo ha sido que este año ha habido más tráfico de clientes en estos establecimientos y de hecho hasta 88 millones de personas, casi un 15% más, decidieron apoyar con su gasto a estos pequeños negocios.

En este sentido, se logra el objetivo marcado hace cinco años cuando American Express empezó a patrocinar este día con la idea de atraer clientes a estos negocios con recursos limitados para competir con grandes empresas.

Es algo que se está logrando poco a poco y cada vez más estadounidenses conocen esta promoción de negocios locales. El presidente de la Federación Nacional de Negocios Independientes, Dan Danner, explicaba ayer en una nota de prensa que cada vez más personas reconocen el vínculo entre las empresas locales y la fortaleza de las comunidades