Crece expectativa sobre Fiscal de Brooklyn por caso de Akai Gurley

Aunque fue calificado como un “accidente desafortunado” muchos esperan que el fiscal Ken Thompson haga justicia

Nueva York – Mientras las protestas continúan por la decisión de no acusar criminalmente a los oficiales de policía que mataron a Michael Brown en Ferguson, Missouri, y Eric Garner en Staten Island, los casos similares que están en espera de ser resueltos han acaparado la atención de la opinión pública, especialmente en Brooklyn donde el fiscal Ken Thompson tiene a cargo la investigación de la muerte de Akai Gurley.

El caso de la muerte de Gurley, quien era afroamericano como Brown y Garner, será investigado por un gran jurado que decidirá la suerte del oficial Peter Liang .

Esta semana Thompson no sólo se perfiló a sí mismo como el único que debería procesar al policía implicado en el caso, sino como alguien que realmente quiere hacerlo. Una hora después de que el Fiscal General de Nueva York Eric Schneiderman solicitara poderes al gobernador Andrew Cuomo para investigar las balaceras de policías que implicaran un muerto, el fiscal de Brooklyn rechazó tajantemente la propuesta.

“Los actos de brutalidad policial no son sólo crímenes individuales contra la víctima sino también son ataques contra las comunidades en las que ocurren”, dijo en un comunicado Thompson, agregando que los fiscales locales “no deben ser robados de su habilidad para hacerlo (investigar) de manera fiel y justa los casos en que un oficial mate o hiera a alguien injustamente”.

El Fiscal de Brooklyn, hijo de una de las primeras oficiales afroamericanas en la Policía, ahora tiene la “pelota en su campo” y la oportunidad de inclinar la balanza frente a la lluvia de críticas que han calificado al sistema judicial como quebrado y discriminatorio.


Lee también:

Schneiderman pide poderes para investigar la brutalidad policial

Al Sharpton arremete contra gran jurado por caso Garner

Dictaminan que muerte de Akai Gurley fue un homicidio

Carteles de “Se Busca” para oficial que disparó contra hombre desarmado

Malestar general en NYC por decisión en caso Garner


“La culpa es de los fiscales y no del gran jurado”, enfatizó el exfiscal y profesor de leyes de la escuela de Leyes de George University, Paul Butler, refiriéndose a casos como el del oficial Daniel Pantaleo quien no recibió cargos por la muerte de Eric Garner. “La designación automática de fiscales especiales en las investigaciones criminales contra policías es la mejor manera de evitar los sesgos naturales de las fiscalías y de asegurar justicia”, aseguró.

“Como hemos visto en Ferguson y en Staten Island cuando un fiscal no quiere enjuiciar un oficial por brutalidad policiaca usualmente consigue lo que quiere”, dijo el congresista Hakeem Jeffries (D-Brooklyn). “Tenemos confianza en que el fiscal Thompson va a presentar un resultado diferente”, aseguró, en referencia a la investigación del caso Gurley.

“Es un gran reto para el fiscal Thompson asegurarse de obtener un resultado justo y que realmente refleje las evidencias”, dijo por su parte la representante Nydia Velázquez (D-Brooklyn).

Y es por ello que las expectativas sobre el fiscal Thompson son altas. A diferencia de los fiscales en Ferguson y en Staten Island, Thompson es afroamericano y además tiene una amplia experiencia como abogado defensor y como fiscal federal. También ha tomado decisiones rechazadas inicialmente por la Policía como la de no enjuiciar a los portadores de cantidades mínimas de marihuana en su condado.

Thompson, quien ha rechazado comentar sobre el caso de Akai Gurley públicamente mientras este en curso la investigación, enfrenta el reto de trabajar día a día con la Policía de Nueva York para aplicar justicia, a la vez de esclarecer casos como este en el que está implicado un uniformado.

  • Thompson también enjuició a dos oficiales de policía el pasado noviembre que golpearon al adolescente desarmado Kaheem Tribble.
  • Anteriormente, en 1997, fue parte del equipo jurídico que acusó a varios oficiales de la Policía de golpear y sodomizar a Abner Louima, un inmigrante haitiano que fue torturado dentro del cuartel 70 de Policía en Brooklyn.
  • En el 2011 Thompson representó a una mucama que acusó a Dominique Strauss-Khan, entonces Director del Fondo Monetario Internacional, de haberla violado en un hotel en Manahttan. En aquel momento y frente a su caso más visible en la práctica privada, Thompson ganó atención de los medios diciendo que hablaba en nombre de todas las víctimas de ataques sexuales, lo que muchos calificaron como una estrategia para lanzar su campaña política.

Luego de ganar la posición de Fiscal Distrital de Brooklyn, Thompson ha criticado fuertemente a su antecesor, Charles Hynes, por ser demasiado pasivo en ciertos asuntos especialmente en aquellos que afectan a las minorías, como la práctica de “Detención y Cacheo” de NYPD.

El oficial novato Peter Liang estaba realizando un “patrullaje vertical” con su compañero el pasado 20 de noviembre en el edificio de vivienda pública Louis H. Pink, en Brooklyn. El patrullaje normalmente empieza desde el techo con los oficiales descendiendo por las escaleras.

Los elevadores funcionan mal, razón por la que los residentes usan las escaleras a pesar de que la luces no funcionan y hay mucha oscuridad. Alrededor de las 11:15 p.m. Gurley entró a las escaleras junto con su novia al tiempo que Liang y su compañero estaban un piso arriba de ellos. El arma que el oficial Liang llevaba en la misma mano con un linterna se disparo una vez y Gurley (28) resultó muerto. El comisionado de Policía Bill Bratton dijo que se trataba de “un accidente desafortunado”.

A diferencia de los casos de Garner y Brown que provocaron reacciones de ira inmediatas, la respuesta al caso Gurley ha sido más controlada. El reverendo Al Sharpton, una voz persistente en los casos de Ferguson y Staten Island, no ha pedido una acusación criminal en el caso de Gurley, sino “una investigación exhaustiva”. Sin embargo, para muchos es hora de que Thompson corrobore que los uniformados deben responder por sus errores luego del precedente sentado en el caso de Tribble.