Emborráchate con el “Arte en Barricas”

La venezolana Mariana Monteagudo y la mexicana Tanya Aguiniga ganan concurso "Barrel Art Collection" de Tequila Herradura

Arriba el pulgar para las empresas que apoyan y estimulan la cultura y la creación artística. Tal es el caso de la destilería mexicana Tequila Herradura, que finalizó su segundo concurso anual Barrel Art Collection o Colección Arte en Barricas.

Artistas de siete ciudades en EE.UU. (Atlanta, Austin, Chicago, Los Ángeles, Miami, New York y Houston) participaron por un primer premio de $10,000 dólares en cada plaza.

El programa ofrece la oportunidad de crear piezas originales de arte usando como medio las barricas (barriles) de roble de la conocida firma de bebida tapatía.

Las ganadoras son: la mexicana de Los Ángeles, Tanya Aguiniga con “Hope Contained” (“Contenido de esperanza”) y la venezolana de Miami Mariana Monteagudo con “Happy Barrel” (“Barrica feliz“), respectivamente.

Cada una se adjudicó $10,000. Los que ocuparon el segundo puesto recibieron $3,000, y los del tercer lugar, $1,000.

Críticos, aficionados, coleccionistas y amigos del sponsor con un interés o amor por el arte se encargaron de evaluar los trabajos. Se tomó en cuenta “originalidad, creatividad, calidad general e incorporación de elementos y valores ligados a Tequila Herradura”, según indica el comunicado de la firma.

Vale señalar que Herradura donó $70,000 a Creative Capital, una organización que apoya a innovadores artistas a nivel nacional a través de servicios de financiación, asesoría, y desarrollo de carreras. La idea es, como sostiene Aguiniga, promover la diversidad en “un arte sin fronteras”.

marcela.alvarez@impremedia.com

La pieza de esta talentosa artista fue inspirada en la nostalgia y el dulce encanto de los juguetes antiguos. El nombre “Barrica feliz” tiene que ver con “la celebración y el estilo de una vida apasionada”. Aquí lo que dijo vía conversación digital con este medio.

¿Cuáles son las principales fuentes o motor de inspiración que motivan tu arte y vida?

Hacer arte es en parte puro y simple oficio. Un quehacer que se entrelaza con la vida de una forma orgánica, sin barreras entre el uno y el otro. La motivación es la misma que respirar, levantarse de la cama a tomarse el primer café de la mañana o salir a caminar… De tanto en tanto hay momentos de pura emoción donde surgen las ideas y las manos pican para hacerlas realidad. Entretanto el motor es la vida misma, desde los detalles más simples hasta los momentos de triunfo.

¿Cómo piensas invertir el dinero que ganaste?

Amo viajar, posiblemente hagamos un viaje familiar a California a visitar el parque Yosemite y el Sequoia National Park. Los viajes son un gran nutriente para la obra; viajando y viviendo experiencias diferentes, surgen nuevas formas de inspiración desde los sitios más insospechados.

¿Planes a corto plazo?

Reorganizar mis archivos de 16 años de carrera para repotenciar mi página web. Me gusta que el público vea todo el proceso de la obra, presentando lo más íntimo de los bocetos y apuntes con las fotos de la obra terminada.

¿Por qué es importante el arte en nuestras vidas?

El arte nos coloca en una dimensión diferente. Nos regala el privilegio de disfrutar los objetos sin enfocarnos en su utilidad, nos da un respiro de la realidad y una sensación de trascendencia, de inmortalidad.

Hablando como Latinoamericana en USA siento que la diversidad es un poder que nos enriquece, debemos enseñarle a nuestros hijos que hablar español y conservar las costumbres es una puerta abierta a oportunidades futuras.

Esta obra fue inspirada en dos símbolos mexicanos de celebración: el tequila y la piñata. Para Tanya, disfrutar un trago y romper una piñata es un acto de esperanza. En el consuelo o la celebración, “cada trago es un deseo y su obra rinde tributo a la experiencia y manera de celebrar de los mexicanos”. Los colores de la obra están inspirados en los campos de agave de Jalisco, donde nació la progenitora de Tanya.

Sobre lo que inspira su vida y obra dice: “En mi trabajo y mi vida, siempre trato de resolver problemas ohacer un llamado de emergencia mediante de mis obras, con la esperanza de llegar a una solución y que esto forme parte de nuestra conversación cotidiana en nuestra sociedad. Los temas que trato en mis obras varían, desde problemas personales hasta problemas con la globalización y la necesidad que existe en las comunidades marginadas. A veces, estas soluciones toman la forma de un objeto físico, y otras veces son acciones comunitarias o piezas efímeras que hacen discutir al público estos problemas culturales a través de mi artesanía.

¿Cómo piensas invertir el dinero que ganaste?

Si es que no consigo otro financiamiento, lo más probable es que el dinero vaya para el proyecto Casa de Cambio y a relanzar mi página web, la cual no resalta mis proyectos de labor social y pública actual. No la actualizo desde 2008 porque ¡no tenía el dinero con que hacerlo!

¿Planes a corto plazo?

Estoy en el proceso de planeación de un proyecto llamado Casa de Cambio, el cual es un centro para la creación y difusión de arte que cruza fronteras entre México y los Estados Unidos. Este será un centro comunitario en la frontera de San Ysidro y Tijuana. Con la experiencia de ser una artista pública por más de 14 años, una educadora, artesana y viajera constante, me gustaría crear este tramo en un lugar de transición. Al proporcionar un centro que sirva como laboratorio de ideas para la colaboración creativa internacional, el proyecto cambia las paradigmas de lo que significan las fronteras, y vuelve a contextualizar el uso de la tierra y el uso de la arquitectura.

¿Por qué es importante el arte en nuestras vidas?

El arte no solo nos permite expresarnos como personas individuales, sino que también nos da la oportunidad de comunicar grandes problemas culturales y formar relaciones significativas entre regiones y culturas que tienen un efecto grande y duradero para toda nuestra vida. Al trabajar como educadora en Los Ángeles, he podido participar y conducir proyectos sin fines de lucro, crear obras de arte critico que busca amplificar la comprensión de las artes sin fronteras de por medio.