Un título con sabor a Guayaquil

Guayaquil, Ecuador

El popular Barcelona y el campeón reinante de Ecuador, Emelec, ambos de Guayaquil, disputarán hoy la primera e inédita final por el título de este año en Ecuador, enfrentamiento también denominado “Clásico del Astillero”.

Emelec ganó la primera etapa y Barcelona la segunda, por lo que será una disputa cerrada tal como lo han aseverado sus entrenadores.

“Las finales no se juegan, se ganan”, ha señalado antes del enfrentamiento el técnico barcelonista, el uruguayo Rubén Israel, que se vinculó al cuadro el pasado 29 de mayo en reemplazo del argentino Carlos Ischia.

Por su parte, el argentino Gustavo Quinteros dirige a Emelec desde julio del año 2012 y ha resaltado que sus dirigidos “deberán jugar el mejor partido de sus vidas ya que la gloria está en la esquina”.

El estadio de Barcelona, con capacidad para 57.267 aficionados estará copado de manera exclusiva por barcelonistas, mientras los emelecistas verán el encuentro en pantallas gigantes en su estadio, el “George Capwell”, por disposiciones de las autoridades de control para evitar enfrentamientos entre fanáticos.

La segunda final se disputará el domingo en el estadio de Emelec, con capacidad para 21,388 aficionados y solo ingresarán los hinchas de Emelec.

En la historia del torneo ecuatoriano que arrancó en 1957, Barcelona ganó 14 títulos y Emelec 11