EEUU facilitó que preso cubano donara esperma a su mujer en Cuba

Senador Leahy defiende su implicación como gesto “humanitario”

Washington, D.C. ― Gerardo Hernández, uno de los tres presos cubanos puestos en libertad por EEUU la semana pasada, está al punto del “delirio” porque pronto será padre, y todo gracias a un senador demócrata de Estados Unidos que en 2013 le facilitó el envio de su esperma a Cuba para que su esposa quedara embarazada.

Tras la intervención del senador demócrata por Vermont, Patrick Leahy, las autoridades de EEUU, que no permitían visitas conyugales a Hernández, aceptaron que éste enviase su esperma a la isla para la inseminación artificial de su esposa, Adriana Pérez.

La noticia ha causado revuelo entre algunos miembros del exilio cubano, que han acusado de “traición” al presidente Barack Obama por sus recientes medidas de apertura a Cuba.

Leahy, decano del Senado, emitió un comunicado hoy defendiendo su decisión de intervenir en el caso, como parte de los esfuerzos que realizaba EEUU para buscar un acercamiento con Cuba y lograr la liberación del subcontratista estadounidense Alan Gross.

Leahy y su esposa Marcelle, enfermera de profesión, viajaron a Cuba en febrero de 2013, y se reunieron en privado con Pérez, quien pidió ayuda a Marcelle.

El año pasado, Pérez, de 42 años, no tenía ninguna garantía de que Hernández saldría libre ya que purgaba una sentencia de dos cadenas perpetuas consecutivas.

“Ella temía que jamás iba a tener la oportunidad de tener un hijo. Como padres y abuelos, queríamos tratar de ayudarla”, explicó Leahy, al señalar que su esposa, como enfermera, entendía la situación médica.

“Esto era lo humano por hacer, y hubiésemos hecho lo mismo por cualquiera. Nos regocijamos de que en esta temporada navideña funcionó” la inseminación artificial, puntualizó Leahy.


Lee también:

Apertura hacia Cuba desata guerra entre republicanos

Exilio tacha de “infamia” las “concesiones” de Obama a Raúl Castro

Raúl Castro: Cuba no renunciará al socialismo

Diez claves para entender las medidas de apertura entre Cuba y EEUU

Republicanos en el Congreso listos para bloquear acuerdos entre Cuba y EEUU


Las imágenes de televisión muestran al sonriente exprisionero acariciando el vientre de su esposa, que dará a luz a su primer hijo en un par de semanas.

Hernández dijo sentir “delirio” por la noticia del embarazo, que había fracasado en el primer intento.

Los costos relacionados con el traslado de la esperma y la inseminación artificial corrieron por cuenta de las autoridades cubanas, según reportó la cadena televisiva NBC.

Hernández y otros cuatro espías cubanos ―del denominado grupo de “Los Cinco”― fueron condenados a prisión bajo cargos de espionaje. Dos ya habían sido puestos en libertad y la semana pasada, EEUU soltó al resto en canje por un presunto espía que trabajó para los servicios de inteligencia de EEUU.