Martina Stoessel no quiere ser la próxima Miley Cyrus

La estrella del musical "Violetta" no planea un cambio de imagen

Desde Miley Cyrus a Demi Lovato pasando por Vanessa Hudgens, ya son muchas las ex estrellas de la factoría Disney que se han querido desprender de la imagen infantil que le otorgaron sus personajes adoptando una actitud provocadora tanto en la vida real como en sus carreras profesionales.

Pero esa no parece ser una opción para Martina Stoessel (17) -famosa por protagonizar la serie musical ‘Violetta’-, quien asegura que los padres de sus fans más jóvenes pueden dormir tranquilos, ya que “ser mala” no va con ella.

“No me veo haciendo un cambio tremendo. Ser mala no va conmigo. No me sale, vengo de otro lado, no va conmigo. Creo que Miley [Cyrus] tiene mucho talento, no opino nada malo de ella, pero yo voy por otro lado. No tengo por qué ser enemiga de Violetta, no reniego de ella, al contrario, sé que soy lo que soy gracias a ella”, aseguró la joven, que este 2015 se despedirá del personaje que le dio la fama, al diario argentino La Nación.

Pese a su actitud comedida frente a las cámaras, Martina no ha logrado escapar a la polémica, debido a una serie de imágenes en bikini que compartió a través de las redes sociales y que hicieron saltar las alarmas sobre un posible trastorno alimenticio de la joven, algo que su padre, el productor Alejandro Stoessel, niega rotundamente. “La verdad es que no me preocupa en lo más mínimo. ¿Cómo le voy a prestar atención a si mi hija está flaca o gorda si es así desde que nació? Es ridículo. Ella es un referente, pero lo que tienen que mirar es que Martina hace 200 conciertos con una energía desbordante y nadie que no tenga la capacidad física para hacerlo lo puede hacer”, aseguraba el padre de la estrella al portal argentino Ciudad.