La historia detrás de las licencias para indocumentados

Cedillo tuvo que enfrentarse contra dos ex gobernadores y hasta con legisladores de su propio partido

@aracelimartinez

En 2002, cuando Ruby Oliva Cedillo de 47 años, sucumbía al cáncer del seno, en una última conversación que tuvo con su esposo, el entonces asambleísta demócrata Gil Cedillo, le hizo jurar que lucharía hasta el final porque las licencias para los inmigrantes indocumentados se hicieran realidad.

Tuvieron que pasar casi trece años para que Cedillo, concejal de la Ciudad de Los Ángeles, cumpliera la promesa a su esposa Ruby.

“Estoy muy feliz, muy emocionado porque por más de 20 años luchamos por las licencias, y por fin este 2 de enero de 2015, los inmigrantes californianos podrán tener una licencia. Esto se llama justicia para nuestra comunidad y seguridad para nuestras calles”, dice Cedillo.

Fue en 1998, en campaña para la Asamblea cuando en una reunión en un garaje en Pico Union, el activista Nativo López se le acercó. “Me dijo que si quería el apoyo de la comunidad para llegar a Sacramento, tenía que prometerles que trabajaría por una ley que diera licencias a los indocumentados. Estaban cansados de que la policía les decomisara los autos. Era un problema muy fuerte”, narra Cedillo.

En la lucha legislativa, Cedillo pasó momentos muy duro como cuando el exgobernador Schwarzenegger lo hizo repeler la ley de licencias de manejo firmada en 2003 por el gobernador Gray Davis.

“Me hizo creer que la reemplazaríamos por una ley mejor. Me mintió. Quebró su promesa”, dice.

Pero lo peor estaba por venir. Cedillo se enfrentó con la oposición de algunos de sus propios compañeros demócratas en la legislatura. Algunos se aliaron con el ex gobernador Schwarzenegger y le pedían que cambiara de estrategia. “Yo les decía, dime tú qué propones. No me respondían nada”. Otros le decían que no era el único tema que interesaba a la comunidad. “Incluso conductores de radio antiinmigrantes lo ridiculizaron y le dieron el apodo “Gil de una sola ley” (en inglés One Bill Gil). “Día tras día me criticaban cuando yo había producido más de cien nuevas leyes para California”.

Cedillo dice que la promesa hecha a su esposa junto al apoyo que todos los días recibía de la comunidad, lo mantuvo firme. Al dejar la legislatura en 2012, el asambleísta de Salinas, Luis Alejo le pidió que dejara en sus manos las licencias. Pero cuando el gobernador estaba a punto de firmar la medida en 2013, Alejo no aguantó la presión de los sindicatos. Estos pensaba que la ley AB60 podrían en riesgo de discriminación a los inmigrantes.

Así que Alejo se vio obligado a matar la medida.

Cedillo tenía a su padre muerto en una funeraria, pero desde la cocina de su departamento en el centro de Los Ángeles, armado con dos computadoras, el apoyo de Nativo López, y a sabiendas de que el gobernador firmaría las licencias, Cedillo movilizó estudiantes, y líderes de todo el estado. Estos convencieron a los senadores de Los Ángeles, Kevin de León, Ricardo Lara y Lou Correa de revivir la AB60. En una noche histórica, el 12 de septiembre de 2013, las licencias fueron aprobadas por la legislatura estatal. Un día después Cedillo enterró a su padre.

El gobernador Jerry Brown hizo ley las licencias para indocumentados en octubre de 2013, en una atiborrada ceremonia bajo las escalinatas del Ayuntamiento de Los Ángeles.

Este 2 de enero de 2015, la histórica ley AB60 entra en vigor. “Pasaré el día dando entrevistas, visitaré oficinas del DMV, hablaré con el jefe de la Policía y el Sheriff. En esta lucha mi esposa, y mis padres (Gilberto Saenz Cedillo y Mary Ruiz) se fueron. Pero hoy es una gran día para celebrar y honrar su memoria con las licencias”, sostiene Cedillo orgulloso.


Lee también:

Lo que debes saber si sacarás licencia de manejo bajo ley AB60

Advierten a indocumentados que sacaron licencia con documentos falsos

Fallo judicial favorece a indocumentados sin licencias en California

Siguen multando a choferes sin licencia en Sur de California

California: Las nuevas leyes que debes conocer para el 2015


1993: Gobernador Pete Wilson veta licencias de manejo para indocumentados

1998: Cedillo presenta proyecto de ley que busca parar multas por decomisos de autos a indocumentados

1999, 2001 y 2002: Gobernador Gray Davis veta a Cedillo, tres proyectos de ley para dar licencias de manejo a inmigrantes sin papeles

2003: A punto de ser destituido del cargo, el gobernador Davis autoriza licencias para indocumentados

2004: Gobernador Arnold Schwarzenegger repele la ley

2005: Cedillo reintroduce medida para dar licencias y Schwarzenegger las veta de nuevo. Y las vuelve a vetar en 2008.

2012: Gobernador Jerry Brown firma AB2189 que da licencias de manejo a los DREAMers

2013: Gobernador Jerry Brown hace ley la AB60 que da licencias a inmigrantes indocumentados

2015: California comenzará a expedir licencias de manejo para indocumentados.