Renuncia funcionario mexicano por “presumir” Porsche

Heliodoro Antonio Díaz Aguirre presuntamente recibió de regalo de Navidad un Porsche por parte de su padre, que se desempeña como funcionario federal

México.- Tras el escándalo generado en las redes sociales por haber recibido un lujoso regalo por parte de su padre, Heliodoro Antonio Díaz Aguirre renunció a su cargo en una empresa paraestatal.

Díaz Aguirre es investigado por el presunto regalo que le hizo su padre,un auto de lujo valorado en unos $100,000 renunció a su cargo, informaron este martes fuentes oficiales.

La empresa estatal Abasto Social de Leche (Liconsa) para la que trabajaba como subdirector jurídico corporativo Heliodoro Antonio Díaz Aguirre informó en un comunicado que aceptó la renuncia del funcionario “para facilitar cualquier investigación de los órganos competentes”.

El regalo lo presumieron en redes sociales Díaz Aguirre y su padre Heliodoro Díaz Escárraga, delegado de Infonavit (el banco estatal de créditos hipotecarios) en una zona de la capital mexicana.

La Secretaría de la Función Pública inició una investigación a Heliodoro Antonio Díaz Aguirre “por la presunta donación” del automóvil deportivo amarillo de la marca alemana Porsche, valorado en 1.4 millones de pesos, que le hizo su padre “a fin de determinar el origen lícito de los recursos”.

Además, la Secretaría ofreció apoyo a las autoridades competentes del Infonavit para el desarrollo de la investigación.

La fotografía que subió a Facebook Díaz Escárraga manejando el automóvil fue tendencia en redes sociales el fin de semana y cuestionada por algunos políticos.

Medios de comunicación mexicanos afirmaron el fin de semana que Díaz Escárraga, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto, había renunciado al cargo por este caso, pero el funcionario desmintió la información.

“Fue una broma que se manejó como cierta. No es mío ni de ningún familiar. Seguiré trabajando dónde estoy”, indicó en su cuenta de Twitter el político, que en la década pasada fue secretario de Gobierno del gobernador del estado sureño de Oaxaca, Ulises Ruiz.

Ruiz tuvo una crisis de gobierno a raíz de una ola de protestas de maestros locales que duraron varios meses y concluyeron con varios muertos en enfrentamientos violentos entre manifestantes y simpatizantes del gobernador.

Con información de EFE